Novalife » Belleza

PRECAUCIONES EN VERANO

Trucos para no pelarte tras haberte quemado tomando el sol

Es usual que la piel se pele después de haberse quemado tomando el sol. Te contamos qué hacer para evitarlo.

Publicidad

Las quemaduras causadas por la exposición al sol pueden ser muy molestas y provocar que la piel se pele. Sin embargo, hay ciertos trucos, como los que te mostramos en el vídeo, que te ayudarán a evitarlo.

En primer lugar, baja la temperatura de la piel dándote una ducha con agua fría. Hazlo utilizando geles suaves que protejan el PH de la dermis y evita cualquier producto de cosmética que contenga alcohol o aceites aromáticos. Una vez salgas de la ducha y te hayas secado, aplica una buena capa de crema hidratante que sea ligera y de rápida absorción por todo el cuerpo. También es buena idea hidratarse por dentro bebiendo mucha agua, de esta forma la piel recuperará la humedad perdida.

Si te has quemado y tienes zonas del cuerpo rojas, deberás aplicarte crema hidratante en varias ocasiones. Al estar tan seca, la piel hará efecto esponja y absorberá la crema rápidamente. Por ello, lleva la crema siempre contigo y ve aplicándola de vez en cuando.

Para evitar que la piel se pele después de haberse quemado también es importante evitar rascarse, pues hará que se levante. Exfoliarse tampoco es buena idea, al menos durante los primeros días. Cuando la piel se quema, sufre y se vuelve sensible, por lo que la exfoliación no la favorecerá en absoluto.

En cuanto a la alimentación, además de beber mucha agua, deberás ingerir productos ricos en vitamina E o C como los cítricos o el vinagre de manzana, ya que previenen la descamación de la piel.

Si las quemaduras te causan mucho dolor, la mejor opción es que evites prendas de tacto áspero que estén en constante roce con las zonas del cuerpo que se hayan quemado. La manzanilla también te ayudará a aliviar las molestias. Realiza una infusión, deja que se enfríe y después aplícala a toques leves sobre las partes de la piel más dañadas.

Por último, no te expongas al sol hasta que tu piel no se haya recuperado, o de lo contrario los rayos del sol seguirán penetrando en la dermis aumentando las quemaduras. Será mejor mantenerse a la sombra y aplicarse una crema solar con protección alta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Consejos para cuidar la piel seca en verano

Publicidad