Sí, es posible

Sí, es posible

Trucos para bajar una talla antes de Navidad

Te contamos cómo para hacerlo de manera saludable y segura, con pequeños gestos en tu cocina, en tu cesta de la compra, con ejercicios fáciles e incluso con un movimiento de fisioterapia.

Marie Kondo en la cocina

No es que tengas que tirar todo, no, pero dado que queda poco tiempo para Nochevieja, vamos a empezar a cambiar hábitos ya. Mira tus armarios en la cocina, di adiós al azúcar, salsas, bollería, congelados, pizzas… los cambios se hacen con un primer paso, y el primero es este. Si tras haber hecho esta limpieza en tus armarios no tienes nada que comer… ahí tienes gran parte de la respuesta a cómo perder peso de manera natural, sin aditivos, que dicen los anuncios.

Cómo la fisioterapia te ayuda a perder peso

A la hora de perder peso todo influye, y nuestra postura más que otra cosa. Preguntamos al fisioterapeuta Jose A. Arroyo por el ejercicio que más nos beneficiará, “Es muy sencillo, y lo puede hacer todo el mundo. Te pones de pie, pones las manos en las caderas, y llevas la pelvis hacia adelante, como si quieres elevar la zona genital. Ese gesto crea una reacción en cadena. Una vez que llevas la rotación de cadera los abdominales suben, lo que debes hacer ahora es tirar de ellos, como si metieras tripa, te saldrá de manera natural. Al principio notarás como un paso forzado, pero no, simplemente estás poniendo recto tu cuerpo. La cadera es el detonante, los abdominales estarán más tensos, y el efecto será tener menos tripa. Pero no sólo, pasados unos días ese ejercicio estará interiorizado y seguirás tirando de abdominales”.

Cambios pequeños en la alimentación

Según Meritxell Martí, autora del libro 'Vivir sano, sentirse bien', en el que nos da trucos para llevar una vida saludable, “La vida actual nos lleva a consumir calorías en exceso y de ahí, sin darnos cuenta, al sobrepeso”. Varias son las causas responsables de que engordemos, con las que hay que tener cierto cuidado y precaución:

-si queremos bajar de peso, necesitamos eliminar grasa y, para poder perderla, es necesario que nuestro organismo la use. Es imprescindible reeducar el modo en que nos alimentamos.

-pasarás hambre, sí, pero estarás reordenando tu organismo. Las dietas altas en proteínas ayudan a mitigar esa sensación. La falta de azúcar estimula las ganas de comer y sustancias como los ácidos grasos o la serotonina producen sensación de saciedad en el organismo.

Productos naturales para reducir la sensación de hambre

-la fibra insoluble: no se absorbe y se hincha en el estómago, tiene muy pocas calorías y posee un efecto saciante.

-5-HTP, Garcinia Cambogia, pasiflora. L-teanina, azafrán: cuando sufrimos ansiedad, comemos más. Estas sustancias actúan en el cerebro inhibiendo la sensación de hambre.

Martí advierte, “Los productos drenantes, diuréticos y laxantes, no son inocuos y podrían tener un efecto secundario no deseado. No se puede utilizar continuadamente y como un tratamiento para adelgazar”.

-tomar frutos secos es clave, no sólo por el aporte de vitaminas, minerales, energía, aumentar el nivel de concentración, sino también por ser un snack saludable que no aporta azúcares y que si llevas en el bolso a diario se convertirá en una rutina muy eficaz para paliar el hambre. De hecho, consumir frutos secos entre horas supone la ingesta de alimentos más bajos en calorías y sal y con un mejor perfil lipídico que además tienen un efecto saciante en comparación con otro tipo de opciones que sí son más perjudiciales para nuestro organismo.

Ejercicio, no te libras

Nadie se libra de hacer ejercicio si lo que queremos es reducir una talla. Si no haces nada, con que desgastes andando media hora al día todos los días será suficiente. Si buscas algo más, empieza por correr, 3 minutos corriendo, 1 andando, y así durante 25 minutos. Intenta hacerlo al menos tres días a la semana.

Si la lluvia te echa para atrás, acude a nadar, además de realizar una reeducación postural te servirá para quemar lo que no has hecho desde el verano. Tres días a la semana, y estarás consiguiendo quemar grasa, fortalecer músculos y empezar a tonificar abdominales y brazos, el adiós al efecto murciélago está más cerca.

Laura Martín (@Laura_Publisher) | Madrid | 22/11/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.