¿Qué método te conviene?

¿Qué método te conviene?

Tinte, mechas, baño de color… ¿qué debes escoger?

Estás pensando en dar un nuevo aire a tu melena, o en tapar tus canas, o en cambiar radicalmente de look, y no sabes qué método utilizar para modificar el color de tu melena. Actualmente existen numerosas maneras de teñir el cabello, tanto si deseamos un cambio radical como si nos interesa aportar algún matiz a nuestro tono natural, y no todos nos irán bien.

Mechas
Mechas | iStock

| Madrid | 14/03/2019

Es fundamental, pues, escoger en función de nuestras necesidades para lucir un cabello siempre sano y natural. Dinos qué buscas exactamente y te diremos qué método debes escoger:

Tapar canas

Si tienes unas canas visibles (alrededor del 50% del cabello), lo más interesante es optar por la coloración permanente, a poder ser mediante un tinte parecido a tu propia tonalidad del cabello para que no se note demasiado el cambio de tono cuando te vaya creciendo. Si el pelo te crece rápido y te ves obligada a teñirte cada tres semanas, una buena idea es que te hagas con el tinte exacto (pide la referencia a tu peluquero) y te lo apliques en casa, una buena forma de ahorrar dinero. Siempre puedes ir a la peluquería cada tres o cuatro meses a uniformar el color y tapar bien las canas a las que no te llegas en casa: así irás siempre estupenda sin dejarte un dineral.

Un pelo más brillante

Te notas el cabello seco y sin vida, y quieres aportar una dosis extra de hidratación y brillo. Un baño de color siempre es una buena solución, pues no solo están elaborados con ingredientes vegetales y, por lo tanto, no dañan el cabello, sino que servirán para intensificar tu tono natural sin que apenas se note o para aportar reflejos de otras tonalidades. Otra de las ventajas del baño de color, que también puede aplicarse si no tienes demasiadas canas, es que el tono irá desapareciendo progresivamente y se adaptará a tu color natural, de manera que no se notará una excesiva diferencia entre el color de la raíz y el de la melena.

Unas cuantas canas localizadas

Los reflejos son ideales si tenemos canas localizadas y queremos cubrirlas sin necesidad de aplicar tinte en todo el cabello. Pero cuidado, es interesante usar reflejos o mechas cuando la cantidad de canas es limitada, de lo contrario se creará una diferencia de tonalidades de color que podrían provocar un efecto envejecimiento en el rostro. Si tenemos abundantes canas por todo el cabello, lo recomendable es teñir y, si se desea, aplicar algún reflejo para evitar la tonalidad homogénea del tinte.

Un recogido especial

Está claro que habría que evitar los sprays anticanas, ya que ensucian el cabello y puede que la tonalidad resultante no sea natural, pero en el caso de las primeras canas, o de esos mechones localizados que se nos ven cuando nos recogemos en cabello de determinada manera, un spray puede ser la solución. Es importante no abusar de ellos, y cuando ya empiece a haber canas, recurrir a un baño de color que podemos ir renovando cuando sea necesario.

Tinte | iStock

Un efecto degradado

Es importante tener claro que si buscamos ese bonito efecto de aclarado en las raíces, esas mechas californianas que tan de moda estuvieron hace unos años, debemos ponernos en manos de alguien que sepa lo que está haciendo. El color debe ir haciendo un degradado suave, que nos recuerda a esos finales de verano en que el pelo se nos ha aclarado por el sol pero aún así se ve sano y natural. Nada de cabellos bicolores con las puntas rubias requemadas: para unas buenas mechas californianas tendrás que invertir en un buen profesional que sepa aplicar el color y utilice buenos productos. Si están bien hechas aguantarán unos cuantos meses.

Aclarar el cabello

La coloración permanente (tinte) será la única manera de conseguir un cabello más claro, con un tono duradero y natural. Tal vez sea necesario utilizar algún tipo de producto despigmentante o decolorador para conseguir cambios de look radicales, en el caso de que busquemos un color que se encuentre entre cuatro y cinco tonos por debajo del nuestro. De nuevo, es muy importante ponernos en buenas manos para que el resultado sea óptimo y no se nos estropee el cabello.

Un toque diferente

Los reflejos o mechas son ideales si buscamos añadir un toque de color sutil a nuestro cabello. Este no se daña excesivamente, ya que se aplican solo en algunos mechones, y suelen aportar elegancia y matices a nuestro tono natural.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.