De un tiempo a esta parte se ha puesto muy de moda la cosmética exprés, que no es sino un signo más de nuestros tiempos: todo rápidamente y con efectos inmediatos. Lo cierto es que hay que reconocer es que son muy útiles si vas pillada de tiempo y no te ha dado la agenda para hacerte un tratamiento más completo.

Hasta aquí, todo bien, pero, ¿cómo elegir entre todas las que hay en el mercado? Porque las hay con todo tipo de ingredientes, para todos los gustos, de marcas caras, de marcas blancas…. Hemos probado unas cuantas por ti y de ese ensayo y error nace esta clasificación de mascarillas que te dejarán la cara suavita como culo de bebé. Si no las conoces, ya es hora de tenerlas entre tus básicos de belleza porque te aseguramos que el efecto es inmediato y lo notarás al instante (y los demás, también).

- Cara cansada, tono apagado, arrugas que se marcan: en este caso, la solución es la mascarilla de colágeno de Ekél. Esta mascarilla de marca coreana te dejará la cara como un pincel. Lo notarás sobre todo en el tono de la piel y la firmeza (te aseguramos que se nota el plus de colágeno). O sea, que si tienes un evento y has pasado la semana con la cara apagada, con las arrugas marcadas, es lo que debes aplicarte las horas antes. Deberás aplicarla al menos, unos 20 minutos y verás cómo desaparece la mala cara y luces un cutis energético. Otra que es un plus de firmeza instantáneo es la Flash Mask Firming effect de Comodynes, que lleva microcolágeno y avena. Bastan diez minutos de aplicación para notar sus efectos.

Mascarilla de carbón | iStock

- Un granito de última hora y tú con esa reunión importante: los granos son como la regla, aparecen cuando menos te lo esperas y siempre en el peor momento. En este caso podrás echar mano de la mascarilla Silver Skin Saviour, de Omorovizca. Entre sus ingredientes lleva plata coloidal, un poderoso antibacteriano. Además, también cuenta con niacinamida, que combate las rojeces, y ácidos glicólico y salicílico, que desbloquean los poros y son anti acné. Cuando la aplicas notarás que hace una pequeña espuma. Debes retirarla con una toalla húmeda y tibia (nada de manos directamente) a los 15 minutos de haberla aplicado.

- ¿Piel sucia y poros taponados? En este caso será mano de santo Activated Charcoal Refining Mask, de Medik8. Las mascarillas de carbón están muy de moda: ésta en concreto se retira de una pieza. Está enriquecida con carbón activado de bambú de origen sostenible, absorbe las impurezas como una esponja y alisa el cutis. Viene en polvo que deberás activar con líquido: una vez hecha la mezcla se convierte en un gel fresco que repartes fácilmente por el rostro. Verás que tras aplicarla (déjala unos diez minutos), la piel queda limpia y radiante.

- Si necesitas un remedio exfoliante de último minuto, sin que notes que tu piel después queda seca o agredida, prueba Jelly Mask Energizing de Comodynes. Lleva extractos de kiwi y uva (de hecho, lo notarás en el aroma): te limpiará la piel pero te la dejará suave.

- Si eres de las que no tienes tiempo para ponerte la mascarilla por el día, también hay soluciones pensadas para ti: Sleep Mask de Oh K! nutre tu piel mientras duermes, es idónea para pieles secas. Aplícala al ir a dormir y verás que por la mañana amaneces con un cutis suave y terso.

- ¿Piel falta de hidratación? Ya sabes que lo que tomas por dentro se nota por fuera, o sea que en este caso aparte de recomendarte que consumas agua de forma habitual, también puedes utilizar esta solución de último minuto: Hydro Face Mask 120 Hours of Hydration. Revitaliza e hidrata tu piel en profundidad.