Y los demás puedes o no disimularlos, pero el del bigotillo… ay, es de lo más visible y también, totalmente anti estético: ¡quién no ha hecho ese gesto disimulado con los dedos de quitare el sudor del bigote! Que levante la mano la que esté libre de pecado…

Pero, ¿es posible evitar el sudor del bigote? Lo primero que hay que decir que sudar es normal, es la forma que tiene tu cuerpo de regular su temperatura: si no sudásemos, mala cosa… Dicho lo cual, que sea normal y positivo para tu organismo no quiere decir que a ti te apetezca ir luciendo chorreones por la calle. ¿Verdad?

No hay muchas cosas que se puedan hacer, pero que no decaiga el ánimo, algunos pequeños truquillos sí que hay: “Si sudas mucho, puedes pensar que poniéndote polvos sueltos o compactos vas a mejorar el aspecto pero sucederá todo lo contrario porque se creará una masa que por un lado, hará que se note más el vello y se creará una masa entre el sudor y el polvo”, comenta Maider Cara, de Glam Me App.

O sea que es peor el remedio que la enfermedad, como se suele decir. ¿Qué puedes hacer entonces?

“”Yo recomiendo llevar siempre en el bolso “blotting paper” o papel absorbente para deshacerte de los brillos y la posible grasita que aparece en el bigotillo”, continúa Maider.

Hidratarse es importante | iStock

Otro truco, relacionado con la alimentación es por supuesto, ir bien hidratada y sobre todo, consumir menos azúcares, que no le sientan nada bien al sudor. Además, existen desodorantes para la cara: son muy prácticos de aplicar, en roll-on. Te sacará también de un apuro: se recomienda aplicar por la noche y si se ven resultados positivos, con aplicártelo una o dos veces por semana, basta.

La salvia también ayuda a regular el sistema nervioso y a sudar menos: la puedes tomar en forma de infusión, y matarás dos pájaros de un tiro porque además, te estarás hidratando.

También puedes aplicarte en esa parte del rostro leche de magnesia: en realidad no te hace sudar menos, sino que hará que produzca menos grasa (y eso te hará tener menos brillos). Antes de salir de casa, aplícate unas gotas de este producto en la zona afectada, a saber, el bigotillo. Un par de gotas, incluso una, basta. Ya verás como funciona.

Ya verás que cualquiera de los anteriores te ayudará a reducir el sudor en el rostro.