Las tijeras y los cortaúñas son los métodos más utilizados para cortar las uñas, tanto de las manos como de los pies. Sin embargo, dependiendo de nuestras uñas o del resultado que estemos buscando, debemos utilizar o un utensilio u otro, pero, ¿cuál? Para que sepas elegir correctamente te mostramos los pros y los contras de las tijeras y de los cortaúñas.

Seguramente te hayas dado cuenta que las tijeras y los cortaúñas no dejan los mismos resultados en nuestras manos. Esto es algo que debes tener en cuenta a la hora de hacerte la manicura, ya que, si bien cortarnos las uñas no parece algo especialmente importante, dependiendo de cómo lo hagamos tendremos las manos bonitas o no.

Por otro lado, hay personas con las uñas más sensibles de lo normal, que necesitan utilizar un método de corte distinto al habitual. Si eres una de ellas, y sientes que al hacerte la manicura o la pedicura no obtienes el resultado esperado o, con el tiempo, tus dedos presentan heridas, es muy probable que debas cambiar de utensilio al cortártelas. Por ello, en el vídeo te mostramos los pros y los contras de las tijeras y de los cortaúñas, para que decidas cuál utilizar dependiendo de tus necesidades.

No obstante, si tus uñas se siguen rompiendo o no te quedan como esperabas, es probable que algo estés haciendo mal. Revisa bien la forma en la que te haces la manicura, y ten cuidado de no sobrepasarte al cortar. Si te salen heridas con frecuencia, tienes muchos padrastros o tus uñas se siguen rompiendo aunque las cuides de forma adecuada, es hora de que acudas a un especialista. De todos modos, recuerda hidratar siempre tus manos y cuidarte la piel un poco todos los días.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Cinco pasos para preparar la piel para la operación salida de la cuarentena

Esta es la razón por la que te duelen más las cervicales y las lumbares en estos días