Las horas al sol, la piscina, con el cloro o el agua del mar… Todo esto acaba dañando el cabello y el cuero cabelludo.

Aparte de productos específicos para el cuidado del pelo en verano, te vamos a dar una serie de alimentos que debes incluir en tu dieta, sí o sí, para presumir de melena también en esta época. Porque una buena alimentación se nota por dentro pero también, por fuera.

En tu alimentación no deberán faltar, por ejemplo, las proteínas, que le darán brillo y un aspecto saludable al pelo. Los aminoácidos, por su parte, presentes en el yogur, la carne, el pescado o el queso, son esenciales para frenar la caída del cabello así que no dejes de incluirlos en tu dieta si notas, sobre todo en otoño, que se te cae mucho el pelo. Otro elemento fundamental, además de un arma anti envejecimiento, es el colágeno, del que ya hemos hablado en este digital: el colágeno tiene como función mantener unidas las células del cuerpo y es un elemento que vamos perdiendo con el paso de los años.

El colágeno lo vas a encontrar en las carnes rojas, en los frutos secos y en el huevo, por ejemplo.

Tampoco tienes que perder de vista, para la salud de tu pelo y en general, una serie de vitaminas y minerales, como son el hierro (volvemos a las carnes rojas), el magnesio, el ácido fólico y las vitaminas A, B6 y B12. La vitamina se puede encontrar en los huevos, el hígado, las verduras y en el aceite de pescado, de girasol y por supuesto, en el de oliva.

Filete de pollo | iStock

Las otras dos vitaminas las vas a encontrar en una de las carnes más consumidas en nuestro país, el pollo: esta carne es una maravilla y no solo por su precio sino porque es fuente de zinc (que también le viene fenomenal al cabello) y de proteínas. Su ingesta te ayudará a demás a combatir la grasa del pelo, si tienes este problema. Otros alimentos fuente de vitamina B son el pescado, la carne de cerdo, la soja, las legumbres, los frutos secos y los cereales integrales.

Los polifenoles de la uva también vienen fenomenal para propiciar la hidratación y el crecimiento del pelo.

Una dieta saludable siempre debe incluir el calcio, pues nutre y fortalece los huesos y evita la osteoporosis. Y también es uno de los mejores alimentos para el pelo, pues ayuda a prevenir su caída, así que ya sabes, dale a los lácteos, bien en forma de leche o de yogures y quesos si es que no te gusta la leche.

Otro componente a tener en cuenta es la levadura de cerveza, que además de ser un nutriente natural, aporta más vitaminas del complejo B, amén de aminoácidos esenciales y minerales como el fósforo.

Ya tienes todo lo que debes poner en el plato este verano para seguir luciendo un cabello hermoso.