Novalife » Belleza

LLEGA EL BUEN TIEMPO

¿Te puedes broncear a través de la ventana? Tips y consejos para empezar a lucir bronceado

Si tenías marcado en el calendario abril como el momento de quitarte las medidas, sacar los vestidos de verano, y empezar a enseñar carne… ¡Ya estamos! Te vamos a contar todo lo que tienes que hacer para lucir bronceador desde ahora hasta el verano.

Tomando el sol

iStock Tomando el sol

Publicidad

Si eres una enamorada del sol, te gusta estar morena, te sientes mejor, y quieres empezar a lucir ese tono tornasolado en tu piel, es el mejor momento empezar ahora para ir de manera gradual dándole color a tus piernas, brazos, escote, y hasta rostro, aunque con la mascarilla luzca poco.

¿Es este el mejor momento?

Sí, el sol aún no abrasa, ni quema, y puedes aprovechar las horas de la mañana o de la tarde para empezar a ponerte pantalones cortos para que el sol vaya activando tu melatonina. Ya sea para hacer la compra, ir a llevar a los niños al cole, salir a hacer ejercicio, los pantalones cortes deben formar parte ya de tu look. Recuerda que la marca del calcetín se queda una vez llega, y las mallas a media pierna tampoco son una opción si lo que quieres es lucir moreno en todo tu cuerpo. Siempre puedes acordarte de esos ciclistas que ves en la piscina y la playa con su medio muslo blanco impoluto.

10 minutos al sol cada día

¿Es suficiente? Es suficiente para activar la vitamina D de tu cuerpo si comes de manera saludable y tu cuerpo sintetiza ese proceso de manera correcta. Puedes salir a la ventana (de acuerdo con los dermatólogos consultados, el sol a través de la ventana también broncea), a la puerta de casa, abrir tu salón y sentarte en el suelo. Lo que quieras, pero es el comienzo perfecto.

Si lo que quieres es que se note de manera rápida, exfolia bien tu piel, aplícate hidratante cada día, y aprovecha los potenciadores de bronceado, ya sea en su forma oleosa, la más sencilla de aplicar, o en formato mousse, en crema o en spray. No siempre es sencillo aplicar estos potenciadores, o los autobronceadores, un ami-enemigo de manual, pero si empiezas ya y cada día los vas utilizando, dentro de unas semanas tendrás un tono gradual uniforme sin manchas ni cercos.

Nutricosmética pre sol

¡Por supuesto! No sólo cuidarás tu piel sino que retrasarás el envejecimiento cutáneo. Es lo que afirma la doctora Mayte Truchuelo, dermatóloga de Vithas Internacional y del Hospital Vithas Nuestra Señora de América de Madrid, “el objetivo de la foto protección oral es protegernos desde el interior, pero es importante recalcar que no es un sustituto de la protección tópica, la crema solar, sino un complemento de la misma. Si bien en un principio se recomendaba solo a pacientes con foto sensibilidad o alergias solares, actualmente su uso se ha extendido y está indicada para cualquier persona”.

Además, según una investigación realizada en el Hospital Henry Ford de Detroit por el doctor Henry Lim, “utilizadas de forma exclusiva, han demostrado una disminución de la inflamación y el daño molecular de la piel, simplemente por el hecho de tomarlas, sin aplicar otra medida”, así que imagina si lo complementas con protección solar completa.

En la terraza | iStock

Mascarillas y sol: lo que debes saber

La dermatóloga María Segurado, de Nivea, nos aclara algunos puntos importantes. Sí, hay que utilizar protector solar con la mascarilla. “Teniendo en cuenta la llegada del verano y el índice de radiación solar más intenso, se hace necesaria la aplicación de un protector solar como tal y preferiblemente de textura ligera, con un FPS de 50 o 50+, y de amplio espectro frente a UVB, UVA y luz azul (incluyendo tanto la del espectro de la luz visible del sol como la que reflejan las pantallas de nuestros dispositivos)”, nos cuenta.

Debemos elegir entre las diferentes presentaciones disponibles las que mejor se adapten a las alteraciones que produce el verano en nuestra piel: signos del foto-envejecimiento como arrugas, flacidez y manchas debidas a la radiación UV, deshidratación, sudor y brillos causados por el calor (ahora agravados aún más por el uso de las mascarillas), así como intolerancia o alergias solares en piel sensible. Y por supuesto, esta protección solar deberá aplicarse en todo el rostro, porque las mascarillas no filtran los rayos solares, y porque además, debido a los gestos continuos de recolocación, pueden incluso reducir la eficacia de los protectores solares”.

Publicidad