¿Nos hemos vuelto locas? ¿Cómo que los aceites pueden ayudarte a prevenir el acné y ese exceso de sebo que tienes si precisamente, los aceites son grasos? Vayamos por partes: esta máxima de que a las pieles grasas les sentaban como un tiro los productos grasos no es falsa, sigue vigente, lo que pasa que las nuevas formulaciones de determinados aceites no solo permiten que personas con estos problemas en la piel los pueda utilizar sino que además, ayudan a corregir ese acné.

“Es cierto que las pieles grasas suelen cogestionarse más fácilmente que las secas, necesitando productos más ricos en humedad que en nutrientes. Sin embargo, hay aceites que dejan tacto seco, no saturan y, además, pueden ayudar a equilibrar los niveles de sebo”, dice Elisabeth San Gregorio, de Medik8.

Algunos no solo no contribuyen a engrasar, sino que ayudan a matificar y a regular la cantidad de sebo que produce produce. Como explica Estefanía Nieto, de Omorovicza: “Podemos encontrar aceites faciales matificantes que ayudan a estabilizar la oleosidad del rostro gracias a ingredientes como la lavanda o el ylang ylang, que resultan equilibrantes”. Además, el ylang ylang no solo no engrasa sino que tiene propiedades antisépticas y bactericidas, lo que viene muy bien para combatir los granitos.

“Los aceites se recomiendan sobre todo en aquellas pieles que puedan ser hipersensibles. Estos casos necesitan ingredientes que sean confortables en cuanto a textura y aroma para calmar posibles irritaciones. Si, además, llevan buenos activos para regular la producción sebácea, serán perfectos para casos de acné puntual”, analiza Raquel González, de Perricone MD.

Trucos caseros para acabar con el acné en la adolescencia | NovaLife

Por ejemplo, para las pieles acneicas vienen de perlas el retinol y sus familiares: aunque no te suenen más que para corregir y disimular las finas líneas de expresión y las arrugas, también reducen la producción de sebo y los focos infecciosos.

Dentro de los aceites que puedes probar están el Aromatherapy Associates Mattifying Refining Face Oil, Miracle Facial Oil, con Bakuchiol (la versión natural de la Vitamina A, extraída de semillas Bakuchi) de Omorovicza y Medik8 C-Tetra. Este último, por ejemplo, lleva vitamina C. Y es que un aumento de las vitaminas C y E en la piel también puede ayudar a mantener los poros limpios gracias a su capacidad antioxidante y antibacteriana. “La vitamina C contribuye a que disminuya la inflamación que generan los granitos al atacar directamente a la bacterias que tienden a producir la infección. También, su capacidad antioxidante ayudará a que cicatricen mejor las imperfecciones ya creadas y acelerará la unificación del tono de la piel”, finaliza San Gregorio.