Novalife » Belleza

Sí se puede

Pechos caídos: cómo prevenirlos

La gravedad no entiende de edades, pero si se alía con el tiempo… puede hacer estragos.

Sujetadores

iStock Sujetadores

Publicidad

Efectivamente, estamos hablando del problema de los pechos caídos. Nos afecta a todas, antes o después, y hoy te vamos a dar algunas claves para prevenirlos y, también, lo que no debes hacer para potenciar esa situación.

Cómo elegir el sujetador adecuado

Un sujetador adecuado es la clave para evitar no sólo molestias, sino también evitar esa caída en la medida de lo posible. El sujetador adecuado no se clava, ni el aro ni nada.

Un sujetador adecuado a nuestra talla recoge todo el pecho, sin que nada de salga. Ni por arriba, ni al levantar los brazos, ni siquiera que se salga la conocida ‘chicha’ por la espalda. Muchos menos que las tiras se claven. Repasa los sujetadores que tengas en casa, y destierra las tiras pasadas, las que se caen constantemente, los sujetadores que se mueven en cuanto levantas un brazo…

Es necesario conocer realmente nuestra talla, que varía con el paso de los años, las diferentes marcas, si has dado a luz, si te has operado, si estás lactando… Que el sujetador recoja todo la mama es clave. Según los expertos, además, no deberían llevar aro si la sujeción es la adecuada.

Así lo afirma el doctor Diego Tomás Ivancich, especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, quien nos aconseja una copa que cubra todo, sin aros, y sin rellenos. Además, destaca la importancia de proteger el ligamento de Cooper, “es el ligamento que une la mama al músculo del pecho. Al correr o practicar deportes en los que se rebota, se genera un desplazamiento y distensión de los tejidos y aumenta el riesgo de estiramiento del ligamento de Cooper, lo que provocaría una flacidez prematura en la zona del pecho”, cuenta.

Sujetador | iStock

Cómo evitar los pechos caídos si te has operado

“Las mujeres que han pasado por una operación de aumento de pecho, deben extremar las precauciones y cuidar sus prótesis. Si van a hacer deporte es obligatorio utilizar ropa deportiva y sujetadores adecuados que ayuden a evitar el cimbreo y movimiento del pecho”, añade.

Y si estás pensando hacerte una operación de aumento de pecho y eres deportista,“Deben saber que tendrán que reposar el tiempo recomendado por el cirujano y tras el período de reposo podrán volver a la práctica deportiva sin problemas. Para corredoras sobre todo, el doctor recomienda las prótesis B-Lite, un 30 % más ligeras que las actuales prótesis de silicona pero igual de seguras para el aumento mamario”.

Qué deportes debes practicar para fortalecer los pectorales

-Natación: no sólo fortaleces la espalda, también los dorsales y los pectorales, grupos musculares que harán que la sujeción natural sea la adecuada.

-Boxeo: fortalecer los brazos, la espalda, las paredes abdominales incluso, los intercostales, hacen que todo lo que rodee esta zona se vea beneficiado por una musculatura fuerte.

Qué deportes no debes practicar

-Running: el impacto no favorece nada y es realmente perjudicial si hablamos de un problema de pechos caídos. Si llevas un sujetador deportivo específico, muy resistente y que sujete bien, será un paliativo, pero si puedes evitar los deportes de impacto como correr, mejor que mejor.

-Saltar a la comba: una actividad deportiva muy beneficiosa para las piernas, para el equilibrio… pero que no es nada beneficioso para el pecho.

Deportes como el baloncesto, el fútbol, hockey… que mezclan carrera y posibles impactos se pueden practicar, siempre que se proteja la zona como hemos indicado antes.

Publicidad