Novalife » Belleza

BOCA JUGOSA

Ojo: este producto puede estar resecando tus labios

¿Tienes los labios demasiado secos? Quizás no sea por el clima sino por cómo (y con qué) limpias el rostro.

Publicidad

Los limpiadores faciales se han convertido en una de nuestras herramientas básicas de belleza. Los hay con todo tipo de propiedades y para todo tipo de necesidades. Sin embargo, si bien benefician al rostro, una continuada transferencia de producto hacia los labios puede provocar que se resequen con facilidad. Y eso no es lo que queremos.

Hay que vigilar si esto nos pasa en otoño, cuando ni el frío, aún llevadero, ni tampoco la sal del mar o el cloro de las piscinas propio del verano, son los verdaderos responsables de que aumente la sequedad labial. ¿Qué puede ser entonces? ¿El estrés? Quizás, pero lo más seguro es que tengas los labios agrietados por algo tan sencillo como una rutina de limpieza facial demasiado agresiva.

A veces usamos limpiadores abrasivos que provocan una exfoliación excesiva de la piel de los labios, haciendo que estos pierdan equilibrio en sus niveles de hidratación. "La investigación científica en dermocosmética nos permite crear limpiadores cada vez más sofisticados. No obstante, al ser más potentes, pueden afectar a determinadas zonas, como la de la boca”, explica Raquel González, directora de educación de Perricone MD. “Algunos productos con principios como los alfa o betahidroxiácidos, presentes en limpiadores para pieles oscuras, con manchas o acné, podrían ejercer una acción de sobre-exfoliación no deseada en los labios".

El principal motivo de la sequedad labial suele ser meteorológico (ni el exceso de sol ni de frío es bueno para los labios), pero también existen factores externos como una carencia de vitaminas, la ingesta de alcohol, el tabaco, no hidratarse adecuadamente ni por dentro ni por fuera o, como apuntábamos, el uso de jabones demasiado fuertes. “Muchos de los productos de cosmética facial que se utilizan para limpiar el rostro, como pueden ser los limpiadores faciales, resultan demasiados corrosivos y pueden llegar a desequilibrar la hidratación natural de la piel de los labios, favoreciendo la aparición de pieles muertas, grietas y costras”, asegura Briyi Bri, maquilladora de Amelia Cosmetics.

Usar un buen bálsamo labial es fundamental para evitar una sequedad excesiva en la zona, así como para revertir cualquier daño o posible ‘pelamiento’ del tejido. "Pero, también puede ser un gran aliado como truco para evitar que el limpiador facial llegue al área de los labios”, apunta Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza. Antes de lavarte el rostro, ponte un poco de bálsamo en los labios a modo de cortafuegos. “Los diferentes activos evitarán que el producto de limpieza llegue a la zona y la sensibilice", explica.

Limpiador facial | iStock

Entonces, ¿no puedo usar exfoliantes?

Sí, pero con más cuidado. Para la profesional de Amelia Cosmetics, precisamente un exfoliante puede ser de gran ayuda si tenemos los labios agrietados y nos pasamos el día echándonos una capa de bálsamo labial tras otra. “Siento decirte que esa no es la solución”, sentencia Bri. “A menudo es un paso olvidado, pero al igual que exfolias la cara o el cuerpo para lucir una piel hidratada y bonita, también deberías introducir en tu rutina de cuidado un exfoliante para los labios al menos una vez a la semana. Si los sientes muy agrietados, puedes incluso exfoliarlos suavemente cada dos días. De esta manera desaparecerán las pieles muertas y cualquier producto o bálsamo hidratante que utilices para sanarlos ejercerá mayor efecto al poder penetrar profundamente en la piel”.

“Existen multitud de exfoliantes faciales aptos para labios, incluso caseros. No dejes de probarlos y añadirlos a tu rutina”, aconseja la experta.

Cómo mantener los labios hidratados en otoño

Los labios necesitan tanta o más protección que las manos o la cara cuando bajan las temperaturas. El frío y el viento pueden llegar cortarlos o resecarlos en exceso. El uso diario de mascarillas para protegernos de la Covid-19 hace que la piel no respire lo suficiente y pueda empeorar la situación. Sin olvidar las dificultades de llevar un bálsamo hidratante con la tela pegada a la boca. Y en los espacios cerrados tampoco estamos a salvo por culpa del efecto secante de la calefacción. Tener los labios hidratados es primordial en este momento, por complicado que sea. Y la mejor solución es optar por un lápiz labial con factor solar que lubrique y humedezca la zona de forma instantánea. Procura además que tengan extractos naturalmente hidratantes como la cera de abejas, mango, coco o cacao.

“Puede que ahora no baste con la típica barra de cacao de toda la vida”, exponen desde la firma vegana y ecológica California Mango. “Un buen protector labial debe cumplir unos requisitos básicos que lo conviertan en el elegido entre la multitud: el factor solar, que no debe bajar de SPF15, y el contenido en vitamina E, por ser un gran antioxidante e hidratante capaz de sanar las grietas”. Se trata de elegir un bálsamo específico para labios agrietados que aporte lubricación al momento y que puedas usar a diario, especialmente cuando tengas los labios secos o acartonados por el sol, el viento y el frío otoñal.

Publicidad