Cabello

Cabello

Mechas, tinte, baño de color... ¿Qué método es mejor ante tus primeras canas?

No todas las primeras canas son iguales, algo que a menudo olvidamos cuando nos dirigimos al súper y buscamos un remedio casero para taparlas. Hay quien las tiene repartidas por todo el pelo, quien tiene un mechón (o varios), quien tiene un tono de pelo claro en el que las canas se ven menos y aquellas cabelleras oscuras en las que una sola cana hace que se nos vayan los ojos.

Mujer con canas
Mujer con canas | iStock

Laura Conde (LauraConde5) | Madrid | 20/06/2018

Hay mil maneras de taparlas, por suerte cada vez menos agresivas y más respetuosas con el color y textura original de nuestro cabello, de manera que solo tenemos que elegir la que más nos conviene según nuestro tipo de cana y nuestro estilo de vida. Antes de seguir leyendo, sin embargo, conviene pensar por un momento algo que tal vez ni se nos había ocurrido: ¿y si nos dejamos las canas?

Baño de color

Es la mejor opción cuando tenemos pocas canas, si no nos molesta demasiado que se vea alguna y si no queremos que nuestro color natural se vea muy distorsionado. Este sistema, que da brillo y suavidad al cabello, es perfecto para melenas castañas y negras e incluso rubias oscuras, pues tapa por completo la cana, y funciona cuando el porcentaje de canas no supera el 30%. El baño va desapareciendo con los lavados, no altera excesivamente el color natural de nuestra melena y no se notará la diferencia de tono en la raíz, como ocurre con los tintes, sino que se integrará a la perfección con nuestro color natural. Si encontramos el color ideal, podremos hacerlo en casa una vez al mes, y luciremos siempre una melena sana y luminosa. Ojo con algunos de ellos, pues en muchas ocasiones el cabello queda bastante más oscuro que el tono que se ve en el packaging. Trata, pues, de escoger siempre dos o tres tonos por debajo del deseado.

Tinte

Es el método por excelencia, y es importante tener en cuenta una serie de factores para garantizar su éxito. Es importante escoger un tono similar a nuestro color natural, para evitar que se vean las raíces cuando nos vaya creciendo. También es fundamental escoger tintes de calidad, a poder ser elaborados con productos naturales y siempre sin amoniaco, ya que de lo contrario pueden ser productos muy agresivos que dañen nuestro cuero cabelludo. Intenta escoger también champús, mascarillas y acondicionadores especiales para cabellos coloreados, que cuidarán el color y harán que te dure más tiempo. Si eres rubia y tienes el pelo completamente cubierto de canas, una buena idea es rebajar un par de tonos tu color natural, pues así las canas se integrarán mejor y serás menos esclava de la peluquería: podrás dejar pasar más tiempo antes de una nueva aplicación del tinte.

Mujer rubia | iStock

Mechas

En general, las rubias están de suerte cuando llegan las canas. Si son pocas, bastarán unas mechas cada cierto tiempo para disimularlas, pues apenas se verán. En el caso de las mujeres con un tono de cabello más oscuro, muchas optan por aplicar un tinte (cuyo color acaba siendo siempre más uniforme) y completarlo con unas mechas, que al aclarar ciertos mechones dan a la melena un tono mucho más natural.

Sprays anti canas

Tanto los sprays como otro tipo de colorantes de efecto inmediato son muy útiles en un momento puntual, pero no podemos utilizarlos como método habitual para cubrir las canas. Dejan gran cantidad de residuos, que cuesta mucho eliminar incluso después de varios lavados, de manera que no se deben considerar un sustitutivo de los tintes o de cualquier otro método permanente para tapar las canas. Las eliminarán, es cierto, pero el cabello se verá sucio y sin vida, de manera que acabará siendo peor el remedio que la enfermedad.

Peinados y complementos

Si lo que queremos es alargar el tiempo que tardamos en ir a la peluquería –y con él, la inversión que supone– una buena idea es darle nuevos aires a nuestra melena con peinados que nos cubren las canas, cintas, diademas, pañuelos, gorros… Hay tantas posibilidades y les sacamos tan poco partido que cuando empecemos a introducirnos en el maravilloso mundo de los complementos para el cabello nos arrepentiremos de no haberle dado una oportunidad antes.

¡Déjate las canas!

Pero cuidado, que no es tan sencillo como dejar de visitar al peluquero para siempre. Las melenas grises requieren numerosos cuidados para que se vean saludables y brillantes, como la aplicación frecuente de mascarillas y el uso de productos que nutran y suavicen el cabello. En el caso de los cabellos completamente canosos, una buena idea es ir dejándolos crecer al tiempo que se aplican unas mechas de un tono claro en todo el cabello, de modo que las canas se vayan integrando de manera natural. Pasados unos meses, una buena idea es apostar por un corte moderno y radical que deje al descubierto todas las canas y elimine cualquier rastro del color anterior.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.