Novalife » Belleza

Trucos

Maquillaje a prueba de mascarillas: algunos consejos útiles

Para nuestra protección y la de los demás, la mascarilla es un accesorio al que tendremos que acostumbrarnos. ¿Cómo adaptamos el maquillaje a su uso?

Publicidad

Hay quienes no han dejado de lado sus viejas obsesiones de belleza ni siquiera en cuarentena, como para salir a la calle sin maquillar. Si eres de las que no baja a comprar el pan sin el ojo pintado, quizás te estés preguntando cómo evitar que la mascarilla obligatoria te estropee la obra de arte y cómo ir cómoda sin renunciar a un poco de colorete. Incluso cuando parece que nadie te verá de nariz para abajo en algún tiempo, aquí tienes una serie de dudas resueltas y de consejos prácticos de una maquilladora profesional para que no renuncies al placer del maquillaje por un triste cubre bocas.

¿El maquillaje afecta a la efectividad de la mascarilla?

No. El maquillaje, incluida la base y el lápiz labial, no hace que tu mascarilla sea menos efectiva. Pero la combinación de base, pintalabios, transpiración, aliento caliente y fricción sí que puede irritar tu piel. El maquillaje puede quedar ocluido entre la máscara y la piel y acabar saturando los poros. Sin contar con que, inevitablemente, se transferirá a la mascarilla y la ensuciará aún más.

¿Entonces, qué podemos hacer?

Si quieres maquillarte más allá de los ojos para que no parezca que vives en una serie turca, lo mejor que puedes hacer es igualar la parte inferior de tu rostro con una base impermeable o mate y un labial que no manche. Eso mantendrá todo bajo control debajo de la mascarilla. Antes de ponértela, prueba a rociarte un spray de fijación, y para evitar posibles brotes de acné e irritación, lo principal será mantener la cara limpia. Una vez más, la limpieza facial exhaustiva es el secreto.

Recuerda que no debes tocarte la cara cuando lleves puesta la mascarilla, así que si ir maquillada va a significar que no puedas evitar toquetear y reajustar tu cubre bocas porque este se pegue a la nariz o se llene de labial, tendrás que cambiar tu rutina de belleza. La salud es lo primero.

¿Y si se nos obstruyen los poros?

Como apuntábamos, desmaquillarse y lavarse bien el rostro después de cada salida es más importante que nunca si usamos la mascarilla. Cuando llegues a casa, primero lávate las manos y luego lávate la cara e hidrátala. Una vez a la semana, ponte una mascarilla facial o usa un exfoliante para limpiar los poros y agrega nutrientes a la piel. En la calle, recuerda que la mascarilla no protege del sol, así que sigue usando tu hidratante con SPF habitual. Un truco para estos días es elegir una con un toque de color, para evitar la base de maquillaje y lucir un rostro uniforme y protegido. Lavar y/o cambiar regularmente la mascarilla también es fundamental.

Makeup para mascarillas, paso a paso

“El uso de las mascarillas nos pone en un dilema a las que nos gusta ir maquilladas”, apunta Kristy Taveras, maquilladora oficial de Amelia Cosmetics. “Pero no tenemos que renunciar a ello, sino cambiar la forma de usar el maquillaje”.

La base

Lo mejor es usar un producto de textura ligera y a ser posible, fijo. O un corrector que asegure una buena cobertura y que podamos tener a mano para cualquier retoque. Los fondos de maquillaje, las cremas con color, las BB Cream y las CC Cream (siempre con factor de protección de al menos SPF35), se llevan mejor con las mascarillas que una base demasiado densa.

Aplicando corrector | iStock

Taveras va un paso más allá y propone eliminar por completo la base de nuestra rutina de maquillaje mientras llevemos la mascarilla. “Convendría dejar de usar bases de maquillaje, se ven antihigiénicas, y optar por un corrector de ojeras potente que nos permita cubrir determinadas imperfecciones”. Ahora es casi más importante “potenciar nuestra rutina de belleza en cuanto a limpieza, hidratación y uso de un serum que nos aporte luz al rostro”.

Los ojos

Es un excelente momento para poner la atención en nuestros ojos. Ahora, más que nunca, las cejas enmarcan la cara. Y también es hora de experimentar con las pestañas. Un maquillaje de ojos rápido, fácil y efectivo comienza con espolvorear una sombra de ojos neutra por el párpado móvil y usar un delineador líquido para dibujar el contorno del ojo con más o menos efecto gatuno, según tus gustos. Un rímel resistente al agua hará el resto.

Se trata de equilibrar el look. Tus ojos serán ahora los protagonistas, y eso hay que aprovecharlo. “Vamos a potenciar más la mirada con el uso de productos long lasting de alta fijación, al igual que máscaras waterproof, y combinaremos el color de la sombra con nuestro atuendo”, prevé la experta.

Iluminador, polvos de sol, fijadores…

Una base cremosa seguida de una capa de polvos ayuda a retener los pigmentos durante más tiempo y contribuye a que el maquillaje dure más. “También puedes finalizar usando un fijador de maquillaje para que lo que lleves en el rostro no transfiera y tenga más duración”, propone Taveras. Cuanto más experimentes con las texturas de tu piel y veas cómo se comporta esta con la mascarilla puesta, mejor podrás evaluar los productos adecuados para ti.

Los labios

No tienes por qué renunciar a pintarte los labios por llevar mascarilla. Un buen consejo es usar lápices labiales mate estos días, que suelen ser más duraderos. Si no te gusta su textura, puedes recurrir a los trucos clásicos. Llena de color toda la superficie del labio y luego aplica un bálsamo labial encima. Con un pañuelo de papel elimina el exceso de "grasa".

Si finalmente optas por un lápiz cremoso que no sea especialmente fijo, repite el procedimiento del pañuelo antes de ponerte la mascarilla. De esta manera, sólo los pigmentos permanecerán en los labios, aunque has de tener en cuenta que siempre habrá un mínimo de transferencia de color a la mascarilla. Elige tonos más naturales y deja los rojos para la ‘nueva normalidad’. Y, como aconseja la maquilladora de Amelia Cosmetics, “evita el uso de gloss de labios y hazte con un labial fijo cómodo, que no manche”. Hay pocas cosas más grotescas que una mascarilla manchada de pintalabios.

Publicidad