Para muchas personas, las manos reflejan cómo es la personalidad de cada uno, es la primera parte del cuerpo en la que se fijan cuando hablan con alguien por primera vez. Llevarlas cuidadas, que sean suaves o no estén muy estropeadas es fundamental si lo que quieres es causar una buena impresión a las personas que te rodean.

Algunos de los productos que puedes utilizar para cuidar tus manos son cremas o sérums, si es que tienes la piel de esa zona algo deshidratada o quieres rejuvenecerlas y darles un aspecto más brillante. Por otra parte, si realizas actividades que conllevan coger pesos o ejercicios con pesas, procura protegerlas durante la actividad, para que no se dañen. Después de la misma, también puedes hidratarlas, para que no se reseque la piel.

Sin embargo, una de las partes más llamativas de las manos y que más demuestra nuestra personalidad son las uñas. Cortas, largas, mordidas, sin pintar, pintadas… las uñas se pueden llevar de diferente manera, todo depende de cada una. Pequeños gestos como cortarlas, limarlas y limpiarlas darán un aspecto pulcro a tus manos, pero también puedes invertir algo más de tiempo en decorarlas si así lo prefieres.

Para decorar tus uñas, puedes optar por varios tratamientos, como la manicura permanente, la semipermanente o la que te haces tú misma en casa. Si eres de las que optan por pintarse las uñas en casa con los esmaltes tradicionales, seguro que en alguna ocasión te faltan ideas sobre qué color utilizar o cómo puedes decorar tus uñas en una ocasión especial.

Además, usando el esmalte de uñas en determinados estilos es posible conseguir algunos efectos visuales, como hacer que tus dedos parezcan más largos de lo que en realidad son. Si quieres aprender unos trucos para hacerlo, no te pierdas el siguiente tutorial en vídeo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El truco definitivo para que no te salgas cuando te pintas las uñas

Cómo prolongar definitivamente el esmalte de tus uñas