¿Puedes hacer algo? Sí

¿Puedes hacer algo? Sí

Por estas razones no te crece el pelo

Si has llevado el pelo corto alguna vez y pasado un tiempo te has querido dejar una media melena y veías que aquello no acababa de arrancar, sabes de lo que hablamos: sí, tu pelo tarda en crecer y sin embargo miras a tu amiga Luisa, con ese melelón, que se lo tiene que cortar cada dos por tres porque si no, arrastraría por el suelo…

Pero no es tu caso, el tuyo parece seguir teniendo siempre la misma extensión, y esto, ¿a qué se debe? A ver, lo primero que hay que decir es que las comparaciones son odiosas: a Luisa le crece lo que le crece y a ti, ídem. Dicho lo cual, sí que existen unas razones que hacen que tu pelo crezca más despacio. Y es de lo que vamos a tratar.

La vida del cabello pasa por distintas fases: la anágena, que es la etapa en la que crece. La catágena, una etapa de transición y, finalmente, la telógena, en la que el pelo se cae. Este es su ciclo natural.

Uno de los factores que afecta al crecimiento del cabello, ralentizándolo, es el estrés, que, como ya hemos visto en multitud de ocasiones, no le viene bien a nada. De hecho una época de mucho estrés puede generar dermatitis en el cuero cabelludo, esto hace que los folículos pilosos se inflamen haciendo que el ciclo de vida del cabello sea más corto.

Otro factor es la edad: a medida que cumplimos años, al igual que nuestra piel empieza a perder colágeno, el pelo tiende a crecer más despacio.

Se tiende a pensar también que el pelo rizado tarda más en crecer aunque no tiene por qué ser así, ya que al crecer en bucle puede parecer más corto de lo que realmente está. El que sí crece más despacio de todas todas es el cabello fino y frágil, con poca densidad: debido a estas características este pelo tiene un ciclo de vida más corto, ya que se rompe y se parte con más facilidad que un cabello más robusto.

Chica con pelo lacio | iStock

La alimentación también es clave en la salud y fortaleza de tu pelo: una dieta pobre en frutas y verduras provocará que a tu pelo le falte vitalidad y brillo (y como hemos dicho en muchas ocasiones, no solo afectará a tu pelo).

El cabello suele crecer de media, un centímetro al mes. Vamos a ver qué podemos hacer para intentar que crezca más. Retomando el punto anterior, la alimentación es fundamental en tu salud en general: aparte de incluir las frutas y verduras, de cara al cabello vienen muy bien las proteínas. El cabello está hecho de proteína y por esta razón le viene fenomenal aumentar la ingesta de estos nutrientes: las proteínas promueven la producción de glóbulos rojos, células importantes en el tranporte de oxígeno y otros nutrientes a los folículos capilares.

Otra cosa que estimulará el crecimiento es cepillárselo varias veces al día, a ser posible con un cepillo de cerdas suaves. También conviene masajearlo un par de veces al día, preferiblemente, por la noche.

El remedio de la abuela fue siempre cortarse las puntas, como forma de estimular su crecimiento. Podemos pensar que cortarlas puede comprometer el crecimiento del pelo pero es todo lo contrario: unas puntas estropeadas evitan el crecimiento natural del pelo, así que no temas la tijera.

Además, algunos aceites, como el de oliva (qué elixir de belleza tan sano) y el de semilla de lino también ayudan a la salud de tu cuero cabelludo.

NovaLife | Madrid | 30/11/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.