Cada vez hay más

Cada vez hay más

Cosmética unisex: ¿merece la pena?

Cuando uno piensa en cosmética unisex lo hace pensando en desodorantes, geles, tal vez alguna hidratante ecológica… pero pasa por alto un detalle clave: los bronceadores, cremas protectoras solares que durante toda la vida han sido unisex. Hoy os mostramos mucho más que eso.

Cosmética
Cosmética | iStock

Laura Martín (@Laura_Publisher) | Madrid | 01/02/2019

En 2019, la cosmética unisex ha salido de los nichos de mercado, de los que buscaban ciertas rarezas en cosmética en diferentes países y querían encontrar calidad en el producto, teniendo en cuenta las características de cada piel en lugar si la llevaba un hombre o una mujer.

Incluso han surgido firmas pensadas para hombres directamente que pueden utilizar perfectamente las mujeres. Un ejemplo es la austriaca SAAL & Co, propiedad de Istvan Laszloffy, con quien charlamos para conocer de cerca cómo surge el concepto, y lo tiene claro, y es que las rutinas de belleza deben ser sencillas, de buena calidad y con pocos productos. De hecho, “esta marca está creada para ellos, pero la pueden utilizar ellas, por supuesto. Nos basamos en la calidad, en hacer muy pocos productos pero muy buenos, para cuidar la piel de manera sencilla”, nos contó en una de sus últimas visitas a Madrid.

¿Existe la cosmética unisex?

“Sí, y su aumento está inextricablemente ligado a una mayor aceptación social y cultural de la diversidad de género sobre todo por parte de las nuevas generaciones”, nos cuenta Eva Raya, co-creadora de la firma Alice in Beautyland.

El ejemplo de los bronceadores

Salvo los niños, que utilizan protectores solares de acción inmediata (los de adulto tardan una media de 30 minutos en hacer efecto por eso hay que ponérselos en casa y no al llegar a la playa o piscina), el mundo de la cosmética va hacia la eliminación de etiquetas, aunque la fuerza el marketing es grande.

Productos de cosmética | iStock

Se han dado cuenta de que los hombres, por ejemplo, compran marcas que no evoque una identidad de género, cosa que hacen a la perfección los bronceadores. Además de lanzar un mensaje igual en cada país, lo importante es proteger la piel.

Por qué se deberían de tratar necesidades de la piel y no segmentar por género

“Cada piel debe tratarse de forma individual. Aunque hay una diferencia física hormonal, la piel de los hombres por ejemplo es entorno a un 20 % más gruesa que la de las mujeres, suele ser más grasa y tienen glándulas sebáceas más activas a causa del pelo facial y las mujeres tienen pieles más finas que cambian con los ciclos menstruales y la menopausia, el tratamiento cosmético es mucho más acertado si se focaliza según síntomas centrados en la capas más externas de la piel, el principal foco de actuación del cosmético y que tiene muchos otros condicionantes”, nos cuenta Raya.

La cosmética más sencilla que habría que tener en el armario

Seas hombre o mujer, lo que está claro es que cuando abras tu armario de belleza debes encontrar dos productos básicos: un limpiador facial según tus necesidades (piel grasa, piel seca, piel mixta, piel acneica), y una hidratante. A partir de ahí, puedes ir incrementando productos según tu piel vaya necesitando más cuidados.

El tema de la cosmética unisex se traslada a los perfumes, mercado que está rompiendo barreras presentando aromas, en lugar de perfumes de hombre o de mujer. De hecho, cada vez existen más ‘bares de perfumes’ donde primero se hace un cuestionario para conocer gustos del cliente y luego se le ofrecen perfumes, tal y como hacen en Le Secret du Marais, a través de su diagnóstico olfativo NOSE.

El mundo del perfume lleva años con este sistema, sobre todo en la perfumería nicho y alta perfumería. Es cuestión de tiempo que llegue a los perfumes más comerciales e incluso a la cosmética.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.