Pocas cosas hay tan molestas y frustrantes. Lo bueno es que existen algunos trucos muy sencillos para evitar esas odiosas rozaduras en el esmalte y extender la vida y la belleza de tu manicura. Toma nota.

1. Limpia las uñas antes de empezar

Cuando te pinta las uñas un profesional, lo primero que usa es un quitaesmalte para limpiarlas, incluso cuando no tienen esmalte. ¿Por qué? Porque los aceites naturales de las manos evitan que el esmalte se adhiera a la superficie de las uñas y conviene eliminarlos.

2. Usa una capa base para preparar las uñas

El esmalte se adherirá mejor a tus uñas si las preparas con una capa base. Las hay de tratamiento, que además ayudan a tus uñas a fortalecerse.

3. No agites el esmalte

Las bolas de plata que el botecito de esmalte lleva dentro son las responsables de activar la fórmula del producto. Para que funcionen, simplemente enrolla la botella entre las palmas de las manos, pero nunca la agites. Agitar el frasco de esmalte solo aumenta las posibilidades de que se formen burbujas de aire en las uñas tras la aplicación.

4. Menos es más

Las capas más delgadas tienen menores riesgos de daños en comparación con las capas gruesas. Prueba a aplicar tres capas finas de producto en lugar de dos gruesas. Esto reducirá el tiempo de secado entre las capas, y además la posibilidad de que las burbujas se formen en las uñas cuando no se secan durante el tiempo suficiente, se reducirá.

5. La calidad importa

Seguro que ya te has dado cuenta, pero usar un esmalte de uñas de alta calidad no sólo ofrece un mejor acabado sino también una mayor duración del color.

6. No olvides limar las puntas de las uñas

El pulido de las puntas de las uñas nunca debe olvidarse, ya que esto puede ayudar a reducir los riesgos de astillado.

7. Elige el color adecuado

Está comprobado que los colores brillantes producen menos astillas, pues las pequeñas piezas de brillo ayudan a que el esmalte se adhiera mejor a las uñas.

8. Aplica una capa final transparente

Un buen top coat (capa superior) puede extender la vida de tu manicura, a la par que le aportará un acabado brillante o mate, según lo desees. Si no tienes, la capa base también se puede usar como capa superior. Pinta bien con este gel transparente alrededor y en los bordes de las uñas para que sirva como un sello adicional contra el astillado.

9. Deja el tiempo de secado correspondiente

Tus uñas requieren un tiempo de secado de aproximadamente 45 minutos antes de que puedas manipular objetos como los cordones o las llaves. Una vez finalizado este tiempo, sumerge las uñas en agua fría y aplica una loción para manos. Esto formará una película que protegerá las uñas hasta que se sequen por completo.

10. Ten siempre a mano un top coat

Aplica una capa superior extra cada dos o tres días para reforzar el esmaltado y extender la vida y la belleza de tu manicura.