Tú puedes conseguirlo

Tú puedes conseguirlo

Cómo pintarse bien las uñas (y no morir en el intento)

A ti te gusta mucho Picasso. Y también, Kandinsky, menudos dos artistazos. Y te gusta mucho ver sus exposiciones en los museos pero lo que no te gusta es verte las uñas como si fuesen uno de sus cuadros: o sea, un tótum revolutum de colores mal dados (o aplicados con escasa fortuna), que hacen que tus uñas parezcan cualquier cosa.

Y más cuando las comparas con las de tus amigas que no es que se hayan hecho la manicura en el salón de estética de la esquina, qué va: es que son unas virtuosas de este arte, que lo es, y sus uñas siempre les quedan impolutas.

¿Por qué ellas y tú no? Esta pregunta se acabó porque tras la lectura de este artículo no tendrás nada que envidiarle a las uñas de tus amigas. Y es que ya estás cansada de salirte de la uña cuando las pintas, o de que queden grumos o pompas en el esmalte. Se acabó. Manos a la obra y nunca mejor dicho: te decimos cómo pintarte bien las uñas de una vez por todas.

- Primer paso: que estén impolutas. Antes de aplicar el esmalte, tus uñas deben estar en perfecto estado de revista. Sin suciedad alguna, las tendrás que limar para darles la forma deseada y tendrá que haber removido las cutículas. Conviene también hidratarlas con algún tipo de crema adecuada para ello.

- Segundo paso: una vez hecho lo anterior, no corras, que aún no le toca el turno al esmalte porque antes de aplicarle el color que más te fascina, es conveniente poner antes una capa de esmalte transparente o de endurecedor. Con esto consigues, aparte de fortalecer tus uñas y el esmalte, que se mantenga intacto más tiempo. Prueba y notarás el cambio.

- Tercer paso: ahora sí, toca el turno al esmalte. Vamos con unos consejos sobre el susodicho. Puede que ese color te guste mucho pero si ya tiene más años que Matusalén, tíralo. Un esmalte muy viejo te deja capas gruesas en las que aparecen los anti estéticos grumos. ¿Lo mejor para que los esmaltes te duren más tiempo una vez abiertos? Conservarlos en la nevera. Antes de aplicarlo, mueve un poco el contenido (pero no lo hagas sacudiendo el bote de arriba abajo). Mejor colócalo entre las manos y hazlo rodar horizontalmente.

Uñas pintadas | iStock

- A la hora de aplicarlo, empieza a hacerlo en la mitad de la uña y extiéndelo de forma vertical. Sigue una única dirección. Para que no se despegue, aplica capas finas. Hasta que no esté completamente seca, no apliques una nueva capa. Si no tienes mucho tiempo, intenta comprar esmaltes de secado rápido pero en general, este arte, como muchos otros, requieren de tiempo. Es decir, que si tienes que salir por patas porque has quedado en 20 minutos con tu amiga María, quizás debieras dejar el pintarte las uñas para otro momento en que vayas más relajada de tiempo.

- Por último, un truquito. Si quieres dar a tus uñas pintadas más brillo y que además, te duren más tiempo pintadas, nada mejor que sellar tu esmalte con una capa de esmalte endurecedor. Y de esta forma tan sencilla conseguirás tener unas uñas pintadas que ni que fueras una profesional en la materia…

NovaLife | Madrid | 29/10/2018

Los mas vistos

Hogarmania

Decorar dormitorio juvenil azul con friso iluminado

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.