Dile adiós a las ojeras de mapache producidas por un rímel no resistente al agua, a los brillos en la frente nada más salir del portal y a las ronchas de colorete sobre las mejillas siguiendo la marca de las gafas de sol. Con estos ocho consejos de los profesionales de Bionike aprenderás a maquillarte los días de calor manteniendo a raya los productos y logrando que duren más tiempo en perfectas condiciones.

Brillos a raya. Para que el maquillaje dure más y no aparezcan los temidos brillos que afean el resultado final, el truco está en elegir una base líquida, ligera y libre de aceites.

Maquillaje nude. Es el mejor para el verano. “Ayuda a lucir un rostro más limpio, natural y fresco cuando la piel adquiere uno o dos tonos más que durante el resto del año, por eso sin mucho maquillaje los resultados son estupendos”, aseguran los profesionales de esta marca de cosmética italiana.

Polvos sueltos. En esta época del año, los polvos sueltos te darán más alegrías que los compactos. Su forma de sellar el maquillaje es más liviana y resultan ideales para cubrir la base manteniendo el rostro con un aspecto ligero y fresco, más apropiado para el verano.

Corrector. Será tu gran aliado frente a las altas temperaturas, sobre todo cuando se trata de disimular ojeras, granitos y marcas de acné. “Para evitar que se note demasiado o que quede apelmazado, durante los meses de calor es preferible usar corecctores en polvo”, recomiendan. “Son los más indicados para controlar la grasa de la piel”.

Preparando el rostro para el maquillaje | iStock

Waterproof. Es la palabra que has de grabarte a fuego este verano. Tanto el eyeliner como la máscara de pestañas han de ser resistentes al agua si no quieres parecer una bruja piruja nada más pisar la calle. Ten en cuenta que durante las tardes y las noches de verano la humedad y el calor aumentan. El uso de productos waterproof te asegurarán una mayor fijación, incluso a la orilla del mar.

Colorete. No lo dejes de lado, aunque tu piel empiece a sonrojarse de manera natural por el toque del sol. Opta por uno en tonos suaves para que tu look parezca más natural.

Labios. Son los protagonistas absolutos del verano. Ya sean rosas o fucsias, o brillitos claros o nude. “Lo importante es que no te excedas en su uso para evitar una boca grasienta”.

Sombras en polvo. Aunque es cierto que en crema pueden aguantar mejor el calor, “las sombras en polvo absorben mejor los aceites debido a su composición”. Utiliza colores claros y naturales como los beiges, corales o rosas pálidos para mantener ese look fresco tan estival.