Novalife » Belleza

¡Es posible!

Cómo eliminar las lorzas de las lumbares

Los rollitos de grasa que salen en la cintura, en la parte de la espalda, a los que comúnmente conocemos como “flotador” traen por la calle de la amargura a muchas personas (tanto mujeres como hombres) que, aún teniendo una complexión delgada y haciendo ejercicio, no son capaces de librarse de ellos.

Publicidad

Este tipo de adiposidad localizada, que suele aparecer por una combinación de una alimentación inadecuada, falta de ejercicio físico y factores genéticos, suele ser muy difícil de eliminar y hay incluso quien recurre a la cirugía para acabar con ella.

No hay que olvidar que el organismo ha tendido históricamente a acumular grasa como mecanismo de defensa para las épocas de hambruna y ahora, en la sociedad de la abundancia, sigue haciéndolo pese a que a menudo luchemos contra ello con todas las armas –incluso quirúrgicas– a nuestro alcance. Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de atacar las lorzas que aparecen en la parte baja de la espalda es que es muy probable que no acabemos completamente con ellas y que, en cualquier caso, si lo conseguimos esto ocurrirá muy poco a poco, con un trabajo concienzudo, transversal y a menudo desagradecido. Debemos empezar por seguir estos sencillos pasos:

Lo primero: ejercicio físico adecuado

Cuidado, porque el ejercicio físico por sí solo no servirá de mucho, puesto que si lo que queremos es acabar con los rollitos es fundamental quemar la grasa de forma progresiva y nunca con una dieta exprés, para que la pérdida se consolide y no aparezca flacidez. Es importante realizar los ejercicios adecuados, y para ello lo más razonable es ponernos en manos de un entrenador que diseñe una rutina personalizada de ejercicios adecuada a nuestras necesidades, con una potente actividad abdominal destinada a tonificar los laterales. Es importantísimo ser disciplinadas y practicar las rutinas establecidas de forma regular, pues es la única manera en la que empezaremos a ver resultados. Cuidado con repetir siempre los mismos ejercicios, ya que para que estos sean efectivos tenemos que dejar descansar el cuerpo y combinar distintos tipos de entrenamiento.

Los mejores ejercicios

Si estamos buscando resultados tan concretos como eliminar grasa de la cintura y tonificar a la vez, la mejor opción es, como decíamos, ponernos en manos de un profesional que nos prescriba la riutina adecuada a nuestras necesidades. De otro modo, tal vez empecemos a ejercitar el cuerpo sin ton ni son y, por tanto, sin lograr apenas resultados. Sin embargo, si no tenemos esa posibilidad podemos empezar en casa haciendo abdominales oblicuos, abdominales bicicleta, tijera vertical, rotaciones de cintura y caderas… Hay algunas rutinas en Youtube que pueden ser de gran ayuda. Si no estás acostumbrada a hacer ejercicio o raramente haces este tipo de entrenamiento, es importante que calientes siempre adecuadamente y no empieces muy a lo grande porque puedes lesionarte. Mejor empezar poco a poco e ir aumentando tanto en tiempo como en intensidad a medida que pasen los días.

Perder grasa y ganar musculatura

Reducir la ingesta de azúcares y apostar por el consumo de proteínas, que son el alimento de nuestra masa muscular, es una buena manera de atacar los rollitos. Cuando hablamos de azúcar no nos referimos únicamente al que añadimos a los alimentos, pues existen numerosos productos procesados en el mercado que contienen grandes cantidades de azúcar (desde la salsa de soja al tomate frito de bote, entre otros). Los zumos de frutas naturales, sin ir más lejos, contienen gran cantidad de azúcares libres, de manera que debemos consumirlos de forma moderada y ocasional. Por otro lado, es importante tratar de consumir proteína a poder ser en cada ágape, también en el desayuno, ya que es la mejor garantía de mantener en perfecto estado nuestra masa muscular. Para ello, no es necesario consumir carne o pescado en cada comida, pues tanto los huevos como la soja y sus derivados son también una buena fuente de proteínas.

Grasa en la espalda | iStock

¿Tienes a mano un hula hoop?

Si tienes uno, ya puedes convertirlo en tu mejor amigo para este verano. Si te acostumbras a usarlo un rato cada día, verás cómo poco a poco empiezas a notar la pérdida de grasa y la tonificación en la zona.

Hidrata bien la zona

El llamado flotador de la cintura es un área del cuerpo en la que es frecuente que aparezcan estrías, puesto que se ve muy afectada por los cambios de peso (especialmente si ha habido embarazos). Es, pues, muy importante ser constantes con la hidratación: aplica a diario cremas o aceites hidratantes y, si no te resulta muy complicado, acostúmbrate a acabar tus duchas diarias con un chorro de agua fría en todo el cuerpo, pues activará la circulación, ayudará a combatir la retención de líquidos y todo ello ayudará a que el aspecto de los rollitos mejore considerablemente.

No desesperes

La grasa localizada en puntos concretos es muy difícil de eliminar y su acumulación depende en gran medida de factores genéticos contra los que es prácticamente imposible luchar. Es cierto que con una alimentación baja en grasas y azúcares y alta en proteínas podremos eliminar algo de grasa –y si tenemos sobrepeso enseguida notaremos la mejoría en cuanto empecemos a perder los kilos que nos sobran–, aunque es importante tener en cuenta que rara vez se va a obrar el milagro. Ocurre lo mismo con la grasa que se acumula en zonas como la cara interna de los muslos o las cartucheras, de manera que lo mejor que podemos hacer es hacer ejercicio de tonificación, comer bien e hidratar la zona, sin olvidar que nuestra complexión física es la que es y lo mejor que podemos hacer es llevarnos lo mejor posible con ella.

Tratamientos específicos

Los centros de estética ofrecen numerosos tratamientos para eliminar la grasa localizada. Uno de ellos es la criolipólisis, un procedimiento estético, no quirúrgico, prácticamente indoloro, que permite la eliminación de grasa localizada con carácter permanente. Combina la aplicación de frío y el proceso de succión (externo) para cristalizar y destruir las células adiposas y disolver la grasa, que se expulsa de forma natural por vías urinarias.

La carboxiterapia corporal, por su parte, permite una reducción eficaz de la grasa localizada y la celulitis gracias a la aplicación de CO2 médico mediante pequeñas infiltraciones subcutáneas que estimulan el sistema linfático. La hidrolipoclasia es otra técnica de liposucción sin cirugía, que se basa en la inyección de agua en las zonas localizadas. En cualquier caso, lo mejor es acudir a un centro de estética de reconocida solvencia para saber cuál es la mejor opción para nuestro tipo de grasa.

Publicidad