¡Y cuida tu peso!

¡Y cuida tu peso!

Comiendo estos alimentos evitarás las estrías

La mayoría las asocia al embarazo y aunque es verdad que es más fácil que salgan estrías en esa época, lo cierto es que afectan también a hombres, no solo a mujeres, y pueden darse en otras épocas de tu vida. Sobre todo el factor que las desencadena es el peso: un aumento o pérdida brusca del mismo puede generar estrías, que aparecen cuando la piel pierde elasticidad y se pierden las fibras.

Estrías en muslos
Estrías en muslos | iStock

Lucía Martín (@Luciamartin) | Madrid | 27/06/2018

Suelen aparecer en muslos, glúteos, pecho, barriga, brazos… Combatirlas es laborioso, aunque no queremos decir que imposible por eso, como en muchos otros aspectos, lo mejor es la prevención. Y dentro de la prevención, hay alimentos que puedes tomar y que te ayudarán a prevenir su aparición.

Pero antes de abordarlos, unos consejos muy básicos y fáciles de llevar a cabo: “Primordial, evitar los aumentos y descensos bruscos de peso. Eso es fundamental”, comenta Daniel Mouriño, preparador físico y entrenador de deportistas de élite. O sea, que las dietas que nos prometen adelgazar mucho en poco tiempo mejor nos olvidamos (y no solo por las estrías sino por una cuestión de salud general). “Segundo, la hidratación, que juega un papel fundamental en la piel y en la musculatura. Y tercero, evitar el sedentarismo. O sea, moverse o sí o sí. Estas tres pautas son importantísimas para prevenir las estrías”, explica.

Vamos ahora con lo que puedes poner en el plato y que te ayudará a prevenirlas. “Básicamente son los alimentos ricos en zinc y aquellos ricos en vitaminas A, C y D”, dice Mouriño.

El zinc es un mineral necesario para el buen funcionamiento del sistema de defensas del cuerpo, muy importante para el crecimiento de las células y en la cicatrización de las heridas. Este mineral evita que la piel se agriete y que aparezcan las estrías. ¿Dónde lo encuentras? En la carne de cordero, las ostras, el germen de trigo, el hígado de ternera, las semillas de calabaza y también, en el chocolate negro.

La vitamina A, por su parte, ayuda a la formación y el mantenimiento de los dientes, los tejidos blandos y óseos, las membranas, las mucosas y la piel. La encuentras en la leche, los huevos, las zanahorias, las espinacas y el melón.

Estrías en vientre | iStock

La vitamina D se produce de forma natural por el cuerpo cuando se expone a luz solar directa. En los alimentos la encontrarás en el pescado, los huevos y las setas.

La vitamina C es importante para el desarrollo y mantenimiento del tejido cicatricial, los vasos sanguíneos y los cartílagos. Se encuentra en cítricos, las fresas, las verduras de hoja verde y los pimientos.

El silicio es otro mineral que tampoco debe faltar en una dieta anti estrías: este oligoelemento regenera las fibras de colágeno y elastina de los tejidos, mejora la flacidez de la piel y protege el colágeno de los radicales libres. Lo encuentras en los cereales integrales, la remolacha, las judías verdes, los puerros. También en zanahorias y tomates.

Hay otras cosas, más allá del comer, que puedes hacer para evitar las anti estéticas estrías. Por ejemplo, masajear la piel con determinados aceites: el aceite de rosa mosqueta nutre y regenera la dermis, ayuda en la cicatrización. También, el aceite de flor de endrina que se reparte mejor con una piel húmeda tras la ducha o el baño.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.