Novalife » Belleza

Mirada

¿Se caen más las pestañas en verano?

No sabes si es paranoia o no, pero tienes la impresión de que se te caen más las pestañas en esta época. ¿Qué hay de cierto en ello?

Publicidad

Verano, calor, frotarse los ojos (y eso con todos los cuidados de no hacerlo en la calle por aquello de la Covid-19 y sus vías de transmisión)… Te miras las manos y allí están, las pestañas. O las ves por la mañana en la almohada. Te da la impresión de que se te caen más en verano que durante el resto del año, pero, ¿es una impresión tuya o realmente sucede?

Pues tranquila, porque no es un problema tuyo, sino que en general, sucede a muchas personas en verano, pero, ¿por qué?

Fundamentalmente, por el calor, que puede alterar los niveles hidrolipídicos del folículo piloso, provocando una menor lubricación y una mayor debilitación.”, explica Diana Suárez, directora de educación de RevitaLash Cosmetics.

Parece ser que, un par de veces al año, el volumen de vello corporal disminuye como consecuencia de lo que se llama efluvio telógeno y que responde al del ciclo vital del vello y ocurre, de media, cada tres meses. ¿Qué pasa además en verano? Que sumado a este ciclo natural, aumentan las agresiones a las pestañas. Los factores que dañan a las pestañas en esta época del año son los siguientes:

- El calor: y también, la sequedad ambientan, desequilibran la hidratación de la piel. Y todo esto se nota especialmente en los lugares más secos de la geografía.

Pestañas frágiles | iStock

- El sol: “Una exposición prolongada sin SPF afectará a la piel del contorno de los ojos, más fina y sensible, y por ello a la salud de las pestañas.” Para evitarlo, hay que tener especial cuidado en, también, aplicar pantalla solar sobre esta zona, con cuidado de que no llegue a entrar en los ojos. Tenlo en cuenta cuando te expongas al sol.

- Mayor contacto entre mano y ojos: como consecuencia de todo lo anterior, el sol, la sequedad del ambiente… nos llevamos las manos a los ojos con mayor frecuencia.

“Seguimos en época de alergias y, además, hay mayor contacto mano-ojo por la continua aplicación de cremas solares, lo que puede acelerar que una pestaña que ya esté en fase telógena caiga más rápidamente. Será recomendable usar los productos con más suavidad y llevar accesorios, como las gafas de sol, que no solo protegerán del sol, también de sustancias como el polen, reduciendo así las oportunidades de contacto", explica.

Estos son los consejos generales, además, la experta aconseja echar mano de sérum fortalecedores para esta zona que aumentarán la densidad de la línea de las pestañas y, cuando se pierdan por su ciclo natural, no se notará tanto la sensación de calvicie. También, “Una tonificación periódica de todo el rostro y, concretamente, del contorno de ojos, promoverá un mejor estado de la zona y un fortalecimiento del folículo piloso. Se puede acudir a tónicos en bruma para evitar el contacto o a aguas micelares que incluyan en su fórmula componentes de tratamiento. De este modo, toda la región mejorará su condición a diario y de forma acumulativa".

Publicidad