Tanto el bótox como el ácido hialurónico son tratamientos que combaten las arrugas. Sin embargo, el mecanismo de acción de cada uno es distinto. Pero, exactamente, ¿qué es qué? En este vídeo de Nova Life te detallamos las diferencias que existen en cada tratamiento.

¿Cómo se aplica, en qué zonas? ¿Qué aplicaciones tiene? ¿Sólo estética? ¿Cómo actúan sobre nuestro cuerpo respectivamente? ¿Cuánto tardan en verse los efectos con cada uno, y cuánto tiempo permanece en el cuerpo? A todas estas preguntas encontrarás respuesta en el vídeo.

El bótox también se conoce como toxina botulínica; es una neurotoxina elaborada por la bacteria Clostridium botulinum, la cual es muy poderosa, en especial por tener la capacidad de paralizar los músculos, el motivo por el que se comenzó a utilizar con fines estéticos. Sin embargo, hasta llegar a ser lo que hoy día es para tantas personas alrededor del mundo, los científicos que investigaron sobre esta toxina recorrieron un largo camino.

La toxina botulínica produce botulismo. Es decir, una enfermedad poco frecuente, que intoxica el cuerpo humano y actúa sobre él paralizándolo, entre otros efectos. Esta sustancia ha estado sometida a exhaustivas investigaciones durante muchos años, y poco a poco se comenzó a dar uso con fines médicos. Por ejemplo, para calmar dolores musculares, o tratar enfermedades neurológicas. Y no fue hasta finales del siglo pasado cuando la fama de su uso estético se disparó.

Con el ácido hialurónico ocurre algo similar, pues es una sustancia que produce el propio organismo. Esto se descubrió a principios del siglo XX, sin embargo, su uso estético también comenzó a finales del mismo.

Si al final has decidido aplicarte uno de estos tratamientos de belleza en el vídeo conocerás las diferentes características de cada una y podrás salir de dudas. Aunque, si tienes más dudas, lo mejor será acudir a un buen profesional.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Di adiós a las arruguitas con estos contornos de ojos caseros

¿El acné se cura? Los consejos definitivos para cuidar una piel con acné

Seis trucos para dar volumen a cabellos finos