Novalife » Belleza

RUTINAS DE BELLEZA

Así es como deberías elegir tus cosméticos (y sí, lo estás haciendo mal)

Los usas todos los días, mañana y noche. Son tus compañeros en tus rutinas de belleza y sin embargo, a veces, más de las deseables, no elegimos bien.

Publicidad

Porque te lo ha dicho una amiga. Porque en la farmacia te dijeron que tal y cual. Porque lo has visto en un anuncio de la tele o porque tienen una campaña súper viral y súper cuqui en redes sociales, sean Instagram o Tik Tok, da igual. El caso es que a veces escogemos cosméticos por las razones más peregrinas que se te puedan ocurrir y las menos, lo hacemos porque es el producto que más se adapta a nuestra piel.

Muchas veces, por desconocimiento de la propia piel: “De mi experiencia como usuaria y como profesional he visto que no se personaliza lo suficiente en la orientación del cliente sobre el cuidado de su piel, y eso genera inseguridad, indecisión e inconformidad con los resultados”, dice la farmacéutica y beauty coach Mónica Rangel, creadora de Codes , un plan exhaustivo de belleza que te recomienda lo que tu piel necesita. “Uno de los factores desencadenantes para comprar los cosméticos es la información que el usuario encuentra online, sean blogs, revistas, webs de marcas..”, aclara.

Al parecer, internet ha terminado con la recomendación sagrada de las amigas o con la fuerza prescriptora de una publicidad en la tele: “No digo que estos factores no estén presentes, pero han perdido fuerza”, explica.

¿Sabemos si lo que compramos sienta bien a nuestra piel?

“Entre un 30% y un 50% de la información que el cliente tiene en relación a un producto concreto es acertada, pero este valor pierde peso si se entiende que esa estimación es solo con un cosmético, porque desconoce la interrelación y sinergia que puede potenciar el beneficio para su piel si lo asocia con otros dos o tres cosméticos, como mínimo. Y ya no entramos a valorar en su desconocimiento sobre la nutricosmética a muy corto plazo”, explica la farmacéutica. Sobre la nutricosmética, la experta comenta que es “el gran valor poco valorado aún”.

Cosméticos | iStock

En definitiva, queda mucho por hacer en cuanto a formación sobre una rutina cosmética completa. Porque solemos tener conocimiento sobre algo en concreto, pero no tenemos una visión global, de ahí la importancia de un asesoramiento adecuado.

También están los problemas que pueden generar cosméticos que se adquieren y no nos sientan bien: “Porque aparezcan efectos no deseados, como tirantez y sequedad facial o que no se aprecien los efectos esperados”, comenta.

Para evitar todo esto y facilitar que el consumidor disponga de una visión completa de la rutina cosmética, Rangel ha puesto en marcha un beauty plan que comprende una evaluación exhaustiva de la piel y rutinas cosméticas de la usuaria (la consulta es virtual). Después, se analizan todos los productos cosméticos que la cliente tiene en su casa y finalmente, se lleva a cabo un estudio y valoración, con envío de muestras, sobre cuál es la rutina más adecuada según las necesidades de la piel del paciente. Además, se realiza un seguimiento de tres meses para ver si las recomendaciones propuestas surten efecto o no.

De esta forma se puede descubrir qué estás utilizando que no le sienta bien a tu piel. Por ejemplo. O probar otros productos cosméticos que sí van a tener las propiedades que necesitas en función de tu edad, momento vital, época del año, etc.

Publicidad