Novalife » Belleza

TIPS

Aprende a afilar las pinzas depilatorias para que vuelvan a funcionar como antes

No tienes por qué reemplazarlas por unas nuevas, te contamos cómo afilar las pinzas depilatorias para que vuelvan a ser útiles.

Publicidad

Depilación con hilo, con cera, con cuchilla, con maquinilla eléctrica, con crema… No se pueden contar con los dedos de las manos los múltiples métodos para retirar el vello. A pesar de que existen algunas técnicas menos dolorosas que otras y sistemas en los que el pelo tarda más en aparecer, si decidimos depilarnos tenemos a nuestra disposición una enorme cantidad de procedimientos adaptados a cada parte del cuerpo.

Las pinzas depilatorias son, posiblemente, una de las herramientas más versátiles en nuestro neceser. Ya sea que necesites perfilar las cejas, eliminar un pelo enquistado o simplemente las uses para colocar con mayor facilidad unas pestañas postizas, las pinzas son un utensilio básico que sirve para hacer de todo.

Con el uso y el paso del tiempo es normal que las pinzas para depilar terminen dejando de funcionar como el primer día. La punta se acaba redondeando, haciendo que el agarre sea mucho más complicado. Sin embargo, no tienes por qué reemplazarlas por unas nuevas: en el vídeo te contamos cómo afilar la punta para que vuelvan a serte útiles.

Remedios caseros para afilar la punta de las pinzas de depilación

- Con una lima para uñas. Uno de los métodos más rápidos para afilar las pinzas depilatorias es con ayuda de una lima para uñas. El proceso es fácil: abre un poco la pinza para colocar las puntas sobre las dos caras de la lima. A continuación, mueve la herramienta de un lado para otro varios segundos y comprueba si funcionan correctamente. En caso contrario, repite el movimiento hasta que se afilen.

- Con un papel de lija. Otra forma sencilla de afilar las pinzas es usando un papel de lija. El método para conseguirlo es exactamente igual al de la lima para uñas. Pinza la textura arenosa y realiza movimientos horizontales de lado a lado. Este material ayudará a que las pinzas vuelvan a funcionar como antes.

- Cuchilla. Finalmente, también puedes utilizar una cuchilla, pero en este caso deberemos ser más cuidadosos durante el proceso para no cortarnos. Para ello, abre la pinza y rasca en dirección contraria la parte inferior durante unos segundos. Será suficiente para que las pinzas vuelvan a estar como nuevas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Trucos para aliviar el dolor al depilarte

Publicidad