Novalife » Belleza

CABELLO

Alopecia femenina: ellas también se ponen pelo

Aunque tradicionalmente es una enfermedad asociada a los hombres, lo cierto es que la alopecia puede ser también una enfermedad que afecta a las mujeres. A lo largo de la edad adulta, las mujeres se pueden enfrentar a distintos momentos que pueden provocar una caída del cabello, ya sea gradual o de forma repentina.

Publicidad

Diferentes tipos de alopecia

No todas las mujeres que sufren alopecia tienen un mismo patrón, y dependiendo de cómo es la pérdida del cabello, podremos hablar de un tipo de alopecia u otro.

-La más frecuente sería la alopecia androgénica, que tiene un patrón similar a la masculina, aunque en el caso de las mujeres, la pérdida de cabello es más difusa en el área superior, manteniendo generalmente la línea frontal.

-La alopecia areata es un tipo de pérdida provocada por problemas en el sistema inmunitario que provoca una pérdida súbita del cabello.

-La alopecia fibrosante frontal provoca la caída del cabello en forma de diadema, avanzando desde las orejas.

Cuando la alopecia en la mujer se encuentra en los primeros estadios, es posible intentar controlarla gracias a tratamientos capilares. Por ello es importante acudir a un especialista para que evalúe y establezca los tratamientos más convenientes para cada momento. De hecho, conocer las causas lo más exactas posibles asegura el éxito del tratamiento: estrés, nervios, embarazo, cambio de trabajo, enfermedad, anemia agua…

Que debes preguntar en una clínica especializada

No todo es trasplante de cabello, hay pasos intermedios y conocerlos será clave. Un análisis de sangre te dirá si tu cuerpo asimila el hierro, necesitas suplementos, cambiar la dieta, descansar más… Por eso escucha todas las opciones y más. No hay un momento perfecto adecuado para todo el mundo.

Hay tratamientos tópicos a base de ingredientes activos que ayudan a equilibrar y nutrir el cuero cabelludo, como MesoHair, que es un cóctel de vitaminas y nutrientes elaborado tras años de investigación en laboratorios portugueses desarrollada en exclusiva por el equipo de Insparya y el instituto I3S de la Universidad de Oporto. Incluye péptidos biomiméticos, complejos vitamínicos, sales minerales, factores antiandrogénicos (que bloquean localmente la acción perjudicial de la testosterona en la producción capilar), coenzimas, ácido hialurónico, aminoácidos, factores de crecimiento y antioxidantes esenciales.

Alopecia | iStock

Otra opción es el Plasma Rico en Plaquetas, que se conoce como PRP. En este caso, lo que se realiza en una extracción de sangre que, tras un tratamiento especial en un dispositivo de tecnología avanzada, se vuelve a inyectar en la dermis del paciente con el objetivo de incrementar el espesor de los folículos pilosos, así como el volumen de los mismos. El PRP rehabilita folículos que están en fase de envejecimiento, permitiendo que vuelvan a producir pelo con mayor calidad y resistencia.

Si la mujer presenta un cuadro más avanzado o crónico de alopecia, la solución será el trasplante capilar, que le permitirá recuperar densidad capilar.

No es necesario que la mujer se rape la cabeza, ya que con obtener dos o tres tiras de las zonas donantes será suficiente, y además estas se podrán disimular cubriendo con cabello de arriba.

En época de Covid es posible que necesites otros profesionales, ya que el estrés que ha causado la pandemia ha provocado graves caídas de cabello en muchas personas. Numerosos estudios están investigando cómo la alopecia androgénica puede suponer un agravante en los efectos de los pacientes diagnosticados con Covid-19, analizando cómo el virus podría interaccionar con los receptores andrógenos, que son las hormonas implicadas en este tipo de alopecia.

Se sigue analizando es una causalidad o una casualidad, ya no existe todavía una evidencia científica completa. Pero, esta teoría demostraría que los tratamientos “antialopecia” del grupo de los antiandrógenos, podrían tener utilidad como terapias para disminuir la gravedad del SARS-CoV-2.

Alopecia en el embarazo

La doctora Amira Chehade, médico de Insparya Madrid, identifica la menopausia o enfermedades autoinmunes como causas de pérdida del cabello en las mujeres, “pero hay otro momento en el que la mujer puede perder calidad y cantidad de cabello, que es el embarazo y post embarazo”.

Según la doctora, “esto es derivado de un descenso brusco de las hormonas, por lo que el cabello se vuelve más quebradizo, frágil, con menor grosor y sin brillo”. Un tratamiento de plasma sería suficiente y no tendría efectos nocivos, se podría realizar incluso en periodos de lactancia.

Lo que debes saber si vas a hacerte un trasplante de pelo

-Hay algunas limitaciones, como el ejercicio físico, no debe practicarse hasta después de 15 días.

-Si eres un deportista, que suele golpear con la cabeza, por ejemplo, y te realizas el trasplante, debes esperar más o menos un mes para volver a la actividad física al completo.

-Puedes bañarte en el mar a los 8 días.

-Meterte en la piscina, a los 10/15 días.

-Ir a una sauna, a los 15 días.

-Si vas al gimnasio, y vas a sudar mucho, mejor espera 15 días.

-Si eres tenista y te pones cintas en la cabeza, en 15 días, puedes jugar tranquilamente.

-Tras ese periodo, las unidades foliculares están perfectamente implantadas.

-Si montas en moto, podrás usar casco a los 15 días.

-Si usas secador de pelo, tras el primer mes no tendrás problema.

-Si te gusta tomar el sol, a partir de 15 días mejor, y se debe proteger también la zona.

Publicidad