La policía de Bristol ha decidido cumplir el deseo de una mujer de 104 años que quiere ser detenida porque nunca ha estado situada el lado opuesto a la ley. Los agentes acordaron "arrestar" a Anne Brokenbrow el próximo miércoles, cuando será puesta bajo custodia por primera vez.

La mujer, que trabajaba como secretaria antes de jubilarse, sorprendió al personal de su residencia en Stoke Bishop (Bristol) cuando reveló el deseo de su vida. Los trabajadores habían pedido a los residentes que rellenaran un formulario con sus deseos como parte de una iniciativa de caridad para personas mayores. "Mi deseo es ... ser arrestada. Tengo 104 años y nunca he estado en el lado opuesto a la ley ", escribió la anciana.

Los equipos policiales de Stoke Bishop reconocen que estaban muy felices de haber aceptado la solicitud de la señora Brokenbrow.

La centenaria es muy popular en su residencia y recibe visitas regularmente de su nieta Sasha, a quien crió después de que su hija, la madre de Sasha, muriera. Su hogar de cuidado Stokeleigh es uno de los cinco de Bristol que participan en la iniciativa 'Wishing Washing Line', dirigida por Ality Activities, una organización benéfica para ancianos.

Kelly Lewis, de 40 años, coordinadora de actividades la residencia cuenta que "es muy divertida, tiene un muy buen sentido del humor". "Nos sorprendió cuando ella lo dijo, pero pensándolo bien, en realidad es bastante característico para Anne", añade.

Anne Brokenbrow espera la visita de la policía para el próximo miércoles.