Una cerdida conocida como 'Pigcasso' se ha vuelto famosa por sus cuadros. Fue rescatada de un matadero cuando era una lechona y ahora hace sus obras de arte un pincel en su hocico, unos cuadros por los que han llegado a pagar hasta 3.500 euros.

Pigcasso llegó un santuario de animales en Franschhoek (Sudáfrica) en 2012. Allí sus nuevos dueños se dieron cuenta de su amor por el color y los pinceles. "Los cerdos son animales muy inteligentes y cuando trajimos a Pigcasso a la granja, pensé en cómo mantenerla entretenida", cuenta Joanne Lefson, el director Farm Sanctuary SA, en una entrevista a la agencia Reuters.

Sus pinturas se han llegado a vender por 4.000 dólares (3.500 euros) y lo recaudado se ha destinado al cuidado de los animales. "Pigcasso es definitivamente una expresionista abstracta, no puedes definir exactamente lo que está pintando pero puedo decirte que su estilo cambia levemente dependiendo de su humor, como cualquier gran artista", explica Lefson.