La semana pasada el Primark de Gran Vía y sus cinco plantas fueron el escenario para una de las pedidas de mano más virales del año. Ante la mirada de cientos de clientes y turistas, un hombre preparó todo para que sonara música romántica en los altavoces de la tienda y, con un micrófono, llegó hasta su novia a través de las escaleras, puesto que ella estaba en la planta baja.

Una vez llegó hasta su, ahora, prometida, el pretendiente se arrodilló ante la chica y ella respondió afirmativamente mientras todos los espectadores, que habían parado su actividad para presenciar el momento, aplaudían y gritaban.

El vídeo compartido el pasado sábado en redes sociales por @Enevda__ tiene ya más de 760.000 reproducciones y las opiniones son dispares.

Te puede interesar

Un policía de Alicante protagoniza una pedida de mano 'de película'

Un pasajero pide matrimonio a su novia en pleno vuelo entre Madrid e Ibiza

Pide matrimonio a su novia en mitad de una entrevista tras ganar las World Series de béisbol