Una ginebra

Publicidad

Viral

Una pareja pone a la venta ginebra creada con estiércol de elefante en Sudáfrica

Los empresarios advierten de que su ginebra no es apta para bebedores poco “aventureros".

Paula Ansley y su marido Les, (ella británica, él sudafricano), han logrado crear un importante negocio que exporta ginebra con toques de sabana africana a varios países de Europa. La idea surgió de las curiosidades que escucharon a un guía que los acompañó en los primeros safaris familiares que realizaron tras haberse mudado a Sudáfrica desde Reino Unido.

La ginebra en cuestión se crea con los excrementos de elefantes. Los gigantescos herbívoros se pasan aproximadamente 18 horas al día engullendo alrededor de 300 kilos de alimento que necesitan en una sola jornada para sobrevivir. Un menú muy variado, compuesto por múltiples tipos de raíces, arbustos y hojas de árboles de la sabana africana, del que solo acaban por digerir el 30 %, el resto se convierte en excremento (80 kilos de deshechos orgánicos por animal adulto cada día).

Sin embargo, ellos vieron en esta cantidad de deshechos una fuente de potencial. "Contactamos con la reserva ‘Botlierskop’ y les preguntamos: ¿os importaría mandarnos excremento de elefante?. Ellos dijeron: ¡claro, sin problema!. Así que nos lo mandaron y empezamos a ver cómo lavarlo y tratarlo", apunta Les Ansley.

El proceso dejó como resultado un conglomerado de hojas y hierbas que los Ansley llevaron a un experto, Roger Jorgensen sin revelarle de lo que se trataba realmente. El entendido de la ginebra sudafricana probó el producto y cuando se enteró de lo que era, le pareció una idea brillante.

Bajo la etiqueta de "Indlovu Gin", término que significa "elefante" en varios idiomas del sur de África, el matrimonio produce ya alrededor de 1.000 botellas de su ginebra original, no apta para bebedores poco "aventureros", y alrededor del doble de su versión rosa al mes.

Su distribución llega a mercados europeos como Bélgica, Alemania o Suiza y esperan próximamente dar el salto a Japón. No obstante, sus mayores ventas se producen sobre todo en su país de origen, Sudáfrica, donde el consumo de ginebra viene experimentando un auténtico 'boom' en los últimos años.

Publicidad