Un joven conocido como Crimz en Internet de tan solo 16 años ha decidido cambiar su vida para centrarse en su sueño, los eSports. Actualmente es jugador profesional de Fortnite para el club Lazarus, pero continúa para seguir siendo mejor.

Sus padres le han apoyado en todo momento pese a desconocer este mundillo. Y no solo eso, ahora le han permitido abandonar el colegio para centrarse exclusivamente a su carrera en eSports. El joven Jordan Herzog continuará estudiando desde casa algunas horas hasta sacarse los estudios obligatorios, pero dedicará entre 8 y 10 horas a practicar con los videojuegos.

Según contó su padre, han gastado más de 17.000 euros en equipo tecnológico de alta gama, según contó a CBS Boston. "Este año ganará sobre unos 90.000 euros como mínimo", declaró a CBS.