Que el humor nunca falte. A un restaurante de Arkansas se le ocurrió una original idea para poner fin a todas esas citas románticas donde tu pareja no pide nada para cenar y termina por comerse todo tu plato.

El menú, 'Mi novia tiene hambre', cuesta 3,77 euros y, además, te da la opción de añadirle "patatas fritas extras, dos alitas de pollo y tres palitos de queso frito".

El plato se hizo viral después de que un comensal subiera a Facebook una foto del menú. La publicación ha sido compartida más de 22.000 veces y han comentado más de 5.000 personas, aunque no todo el mundo se lo ha tomado con humor.

Algunos usuarios creen que es una idea, cuanto menos, original. Aunque los detractores opinan que se trata de una medida machista: "Más bien sería 'Mi novio no tiene hambre'", comentó una tuitera.