Una mujer estadounidense llamada Dannette Glitz afirma que fue llevada de urgencia al hospital después de creer que tenía piedras en los riñones. "Comencé a sentir dolores, pensé que eran piedras porque ya me había pasado antes", dijo.

Según relata la web Aol, su hijo de 10 años, Ronnie, siempre había deseado un hermanito. "Una vez vi una estrella fugaz y deseé un hermanito, y deseé dos hermanas para mi hermana pequeña porque ella siempre quiso una hermana pequeña, sabía que este día siempre iba a llegar", dijo el niño, según la versión de la mujer.

Dannette se enteró de que realmente estaba pasando por un parto y los médicos le dijeron que esperaba gemelos, según asegura la madre. Su marido, Austin, "estaba tranquilo pensando en los nombres" tras el nacimiento de los dos primeros bebés.

Sin embargo, el médico pidió otra manta y fue entonces cuando explican que se enteraron de que había tres bebés. Austin dice que estaba "atónito": "Estoy sinceramente abrumado", explica. Ahora, lo que una vez fue una familia de cuatro es una familia de siete.

"Nunca se ve trillizos concebidos naturalmente, y mucho menos pasar 34 semanas sin saberlo", dijo Dannette. La familia Glitz dice que están agradecidos por el apoyo que han recibido de los miembros de la comunidad, muchos de los cuales han donado suministros. La familia ha llamado a sus recién nacidos Blaze, Gypsy y Nikki.

"Es sorprendente en un pueblo pequeño cuántas personas se unirán por cosas que no se esperan", dijo Dannette.