EEUU

Una mujer se enfada y arrepiente después de aceptar que le tatúen gratis el brazo

"He llorado mucho", reconoció esta estadounidense que considera que el tatuador le ha terminado por "arruinarle" el brazo

Una mujer se enfada y arrepiente después de aceptar que le tatúen gratis el brazo

Pexels Una mujer se enfada y arrepiente después de aceptar que le tatúen gratis el brazo

Publicidad

Tatuarse gratis. Esta era la oferta que le hicieron a una mujer en Estados Unidos y que ella no tardó en aceptar. El problema se desencadenó cuando observó el resultado con el que tendría que convivir a partir de ese instante en su brazo. No le gustó. Cero. Para nada. Y ahora dice sentirse "muy enfadada".

Ella misma ha sido la que ha narrado su historia a través de un vídeo en TikTok, donde ha confesado cómo el tatuador, que ya le había hecho varios tatuajes en el pasado, se enteró de que se estaba separando y decidió hacerle una "terapia de tatuaje" sin ningún tipo de coste. No al menos aparentemente.

"Él me dijo: '¡Ey!, Sé que estás pasando por muchas cosas ahora. ¿Quisieras una terapia de tatuaje sin coste?'", señaló ésta en TikTok, reconociendo que aceptó la oferta. En ese punto ambos concertaron una cita en casa del artista y pasaron al momento que cambió la vida de esta joven para siempre.

"Me senté en la silla y él realizó un diseño basado en un pequeño tatuaje de libros que encontré en internet. Le pedí que no quería el dibujo exactamente, aunque sí algo parecido. Me contestó: 'Entendí lo que quieres'. Y lo dibujó", reconoció ésta, que a su parecer en un primer momento "se veía muy bien".

De 'verse bien' a la catástrofe

El problema llegó cuando éste se puso a trabajar con la aguja y la primera versión quedó en nada. Al parecer, le temblaba la mano e incrementó el tamaño del tatuaje con respecto a la plantilla original. No solo eso. El hombre empezó a tener problemas para hablar y su cabeza se inclinaba hacia delante.

En ese punto la protagonista de esta historia intuyó que había tomado algo y pidió a una amiga por teléfono que la llamase para escapar de ahí. Así consiguió salir del lugar.

"Estoy muy enfadada. Lloré mucho. Deposité mi confianza en el artista que en otras ocasiones había hecho un gran trabajo y mi confianza está ahora arruinada y mi brazo también". Y, aunque él intentó contactar con ella para terminar de realizarle el tatuaje, ella nunca más le contestó. De hecho, quizás se haya enterado a través de las redes sociales cómo se sintió tras su encuentro, puesto que el vídeo suma ya 4 millones de reproducciones en TikTok.

Publicidad