Los intentos cuidados y atención de una madre a su hija le han salvado su ojo y posiblemente también su vida.

Una madre de Oregón, EEUU, estaba observando unas fotografías de su hija cuando se dio cuenta de que aparecía un destello en uno de sus ojos. Comenzó a sospechar que algo no iba bien ya que también parecía que tuviera lo que se conoce como un "ojo vago", algo común en los niños.

De este modo, la madre, Elly Smith, fue al hospital y su médico le recomendó ir al oftalmólogo. En 2016, cuándo fue al especialista, le encontraron a la niña de cinco años varios tumores en un ojo y le diagnosticaron retinoblastomia.

Se trata de un tipo de cáncer que comienza en la retina del ojo y es uno de los tipos más comunes de cáncer ocular en los niños, según la Sociedad Americana del Cáncer. Debían tratar los tumores puesto que de lo contrario podían crecer y causar otros síntomas tales como más tumores, presión ocular e incluso glaucoma, enfermedad que puede llegar a dejar ciego a una persona.

 

Finalmente, la pequeña fue llevada al Wills Eye Hospital en Filadelfia, donde decidieron que la mejor opción era quitarle el ojo y reemplazarlo por una prótesis.

Tomar esta decisión fue difícil pero decírselo a la niña fue una tarea más complicada. Sin embargo lo entendió y estuvo de acuerdo así que el 1 de Junio de 2016 se hizo la cirugía y dos semanas más tarde comenzó la quimioterapia.

La madre explica que fue un proceso difícil pero que la pequeña estaba cargada de energía y resistencia pues luchó contra el cáncer hasta recuperarse por completo. Tres meses después de comenzar la quimio, la niña recibió su prótesis ocular.

También te puede interesar...

¿La lesión más absurda de la historia del fútbol? Le mete el dedo en el ojo a su compañero al ser sustituido

Unos niños salvan a su perro de morir asfixiado por una serpiente