En Estados Unidos, un joven, Tanner, ha ahorrado durante dos años trabajando a tiempo parcial en un talle mecánico, para comprarle a Brandom, un amigo, una silla de ruedas eléctrica.

Tanner le dio a Brandon una gran sorpresa delante de toda la clase. "Estaba llorando, pensé: Vaya, no puedo creer que haya hecho eso por mí", dijo Brandom.

Tanner reconoce que "simplemente ha sido un buen amigo y quería hacerle un favor".