El extravagante vehículo que ha encargado diseñar el jeque de Dubái, Hamad Bin Hamdan al Nahyan, ha dado la vuelta al mundo.

Se trata del todoterreno más grande del mundo: mide once metros y pesa 24 toneladas. Además, cuenta con un enorme moto diésel que rinde a 600 caballos.