Un grupo de madres británicas horrorizadas por el porno que han encontrado en Internet han decidido grabar una película que sea adecuada para que los jóvenes lo vean. Las cuatro mujeres que participan en el programa 'Mums Make Porn' (Madres hacen porno), tuvieron que investigar las películas a las que los jóvenes podían acceder en línea de forma gratuita.

Sarah Louise, una de las madres protagonistas de la película, asegura que quedó tan traumatizada al ver el contenido que vomitó. "Necesitamos enseñarle a los jóvenes que hay algo más que esta horrible mierda que vemos en internet", señala en una entrevista al diario Mirror.

"La pornografía no representa a las mujeres normales, los actores y actrices que utilizan engañan a los niños.Tienen que darse cuenta de que no es normal", añade Sarah.

La película grabada por este grupo de madres se mostrará en la última de las tres partes de la serie, que comenzará el 20 de marzo. La ejecutiva de Channel 4, Sarah Lazenby, asegura que están "orgullosos de poner a los padres en la silla del director".