Viral

El gesto de un profesor de universidad para que una madre primeriza no abandone sus estudios se hace viral

Un profesor del Instituto Tecnológico de Massachusets se hace viral por poner una cuna en el aula de clase una cuna para ayudar a una madre primeriza y evitar que abandone los estudios.

Un profesor pone una cuna en la universidad para que una madre primeriza no abandone sus estudios

Publicidad

Karen Cunningham, estudiante del posgrado de biología del Instituto Tecnológico de Massachusets (MIT) dio a luz en mitad de la pandemia del coronavirus, y a la vuelta a la vida 'normal', no tenía con quién dejar a su bebé. Tras estar de baja por paternidad, su marido tenía que volver al trabajo, y tampoco contaban con recursos suficientes para dejar a la niña al mando de alguien.

Su profesor, Troy Littleton, consciente de la situación, tuvo la genial idea de instalar en el aula de la universidad donde estudiaba la madre, una cuna para que Karen pudiera hacerse cargo del bebé, a la vez que cumplía con sus obligaciones como estudiante de forma tranquila y segura.

La pareja vivía en una residencia de estudiantes cuando tuvieron a la pequeña Katie. Fue justo durante la pandemia, cuando Karen dio a luz y su marido tuvo que solicitar la baja por paternidad durante tres semanas, mientras la madre se encargaba de trabajar en el laboratorio del centro universitario. Katie, estuvo en buenas manos durante varios meses, pero la vuelta a la realidad no fue tarea fácil para la pareja.

El profesor de Karen, Troy Littleton, se enteró de la situación tan complicada a la que tenían que hacer frente esta pareja, y decidió montar una cuna en su oficina para que de esta forma, la madre primeriza pudiese realizar sus investigaciones correspondientes, mientras Littleton se encargaba de supervisar a Katie.

Su gesto se ha hecho viral

"Mi compra favorita para el laboratorio: una cuna de viaje para mi oficina, para que mi estudiante de posgrado pueda traer a su pequeña de 9 meses cuando sea necesario y yo pueda jugar con ella mientras su madre hace algo de trabajo. ¡Todos salimos ganando!", publicaba el docente en sus redes sociales.

Ante la cantidad de apoyo recibido por parte de los distintos perfiles de Twitter, y los halagos que iban dirigidos al profesor, publicó un mensaje en el que aseguraba que él no era el verdadero protagonista de la historia. "Me gustaría que la gente fuera capaz de ver al verdadero héroe aquí. Es la madre estudiante, no yo. Es increíble hacer todo lo que tiene que hacer con su hija y seguir con la investigación de su proyecto de tesis", publicaba en su cuenta de Twitter.

La historia se ha hecho viral en las redes sociales y ha conseguido conmover a miles de personas de todo el mundo. Además, en una de sus últimas publicaciones sus seguidores han podido poner cara a la pequeña Katie, impulsora y punto de origen de esta historia, que sin duda alguna será una lección para todos los integrantes del mundo de la docencia.

Publicidad