'El juego del Calamar'

Esta es la receta de las galletas de la serie 'El juego del calamar'

'El juego del calamar' es la serie de éxito de Netflix. Una usuaria de redes sociales ha desvelado la receta de las galletas que aparecen en una de las pruebas.

Esta es la receta de las galletas de la serie 'El juego del calamar'

Publicidad

'El juego del calamar' ya es una de las series de más éxito de Netflix. Semanas después de su estreno, la serie coreana se ha convertido en lo más visto en más de 100 países y esto ha hecho que sea el drama más visto de la historia de la plataforma. Tanto es el furor generado por la serie que ya se venden ataúdes tematizados y, de cara a Halloween, los disfraces de la serie también están a la venta. Ahora, además, podrás preparar las galletas que salen en una de las pruebas.

Una usuaria de Instagram, conocida como @cocinaparatodos, ha compartido en redes sociales la receta de estas famosas galletas de azúcar protagonistas de una de las pruebas mortales a las que se tienen que someter los protagonistas. En concreto, estas galletas se llaman Dalgona Candy y solo se necesitan 10 minutos para cocinarlas.

En la serie, los jugadores tienen que conseguir desprender la figura grabada del resto de la galleta sin que se rompa. Como es habitual en la temática del drama este juego es una tradición popular entre los niños de Corea del Sur. En la vida real, separar el dibujo sin romperlo tiene una recompensa mucho más amable y es que el vendedor regale otra.

Cómo preparar las galletas de 'El juego del calamar'

Para su elaboración solo hacen falta dos ingredientes: dos cucharadas soperas de azúcar y una cucharada pequeña de bicarbonato de sodio.

El primer paso es poner las dos cucharadas de azúcar en la sartén hasta que se derrita. Después, cuando el azúcar está líquido se le añade el bicarbonato y se continúa mezclando. Cuando la masa se pone marrón y antes de que se endurezca hay que aplanarla con un rodillo para dibujar la silueta con la que queramos jugar, algo que se puede hacer a mano o con la ayuda de un molde. Luego ya solo queda esperar a que se enfríe.

Publicidad