Publicidad

Mascotas

Devuelven a un perro adoptado que pasó 419 días en un refugio porque da "demasiado trabajo"

Rusty es un perro de raza mixta que pasó más de un año en una protectora de animales. Cuando por fin lo adoptaron, sus dueños lo devolvieron porque les suponía mucho trabajo cuidarlo. Ahora el refugio le busca una nueva oportunidad.

Rusty, un perro de raza mixta, lleva 419 días en Sociedad Protectora de Animales del Centro de Texas esperando a que una familia lo acoja. Llegó a este refugio en el que pasó más de un año porque su dueño original alegó para abandonarlo que era "hiperactivo". Cuando por fin parecía que iba a poder disfrutar de su nueva familia, también lo devolvieron a la protectora porque daba "demasiado trabajo".

Según cuenta la revista 'People', la vida de Rusty ha sido todo un vaivén emocional. Cuando solo era un cachorro lo abandonaron por "hiperactivo" y pasó dos meses en un hogar de acogida, de ahí lo enviaron a un centro de rescate en Idaho. Finalmente, acabó en la Sociedad Protectora de Animales del Centro de Texas porque "no era muy amigable con el resto de perros". Y allí permaneció durante más de un año.

En los meses siguientes, los veterinarios le diagnosticaron una depresión fruto de todos los cambios que había sufrido sin encontrar un hogar. En noviembre de 2020, parecía que la historia de Rusty tenía un final feliz. Una familia lo había adoptado. Sin embargo, volvió a la perrera esta vez por ser "destructivo" y a sus nuevos dueños les suponía "demasiado trabajo".

Pero la protectora no se ha dado por vencida en su misión de encontrar un hogar en el que quieran a Rusty tal y como es. Lo apuntaron al programa 'Dogs Playing for Life' para que se integrara con el resto de animales mediante juegos y aprendiera a socializar y mejorar su comportamiento.

Según la protectora, "Rusty era, con mucho, una de las superestrellas del grupo, aprendiendo todos los comandos y prestando mucha atención a su entrenador". De momento, Rusty sigue sin familia, aunque según la cadena 'KWTX', al ver su comportamiento positivo una pareja parecía estar dispuesta a adoptarle el pasado mes de marzo.

Publicidad