Coronavirus

Descubren con una prueba PCR una pieza de parchís en la nariz de una mujer

Tras realizarse una PCR, Mary McCarthy comenzó a sentir un fuerte dolor en su nariz. En Urgencias le detectaron una pieza de parchís en el interior de su tabique nasal que tenía desde hacía 37 años.

Descubren con una pcr una pieza de parchís en la nariz de una mujer

Publicidad

Mary McCarthy, de 45 años, llevaba más de 30 años con un dolor fuerte en su nariz. Tras realizarse una prueba de coronavirus en el hospital, comenzó a dolerle aún más el tabique nasal. La trabajadora neozelandesa acudió a urgencias para ver qué pasaba, y gracias a esa PCR obtuvo la respuesta: tenía una ficha amarilla de parchís, ya calcificada, en el interior de su nariz. McCarthy tuvo que ser intervenida para poder extraerle la pieza del famoso juego de mesa que llevaba ahí dentro 37 años.

La mujer explica para el periódico Stuff que después de realizarse la prueba PCR, no aguantaba el dolor y tuvo que ir a urgencias: "Afortunadamente, la enfermera y el médico creyeron que era más que dolor en los senos nasales. Me preguntaron si alguna vez me había metido algo en la nariz y entre risas recordé el desafortunado episodio del parchís".

McCarthy, que ya se recupera de la operación, afirma para Stuff, que siempre había tenido dificultades para respirar por la nariz a lo largo de los años, pero que nunca lo llegó a pensar mucho. También recordaba haber jugado de pequeña con sus siete hermanos y que con 8 años decidió hacer una versión libre del juego colocándose piezas en los agujeros de la nariz para exhalar con fuerza y luego lanzarlas.

"Una vez inhalé accidentalmente uno en lugar de soplarlo, y estaba un poco asustada para decírselo a mi madre, así que no lo hice. Recuerdo estar aterrorizada en ese momento", expresaba la mujer, quien además afirma que debió eliminar ese recuerdo de su mente.

Entusiasmo en las redes

Las redes sociales siempre se hacen eco de lo que ocurre, y en esta ocasión, no iban a ser menos. La noticia de la mujer con la pieza de parchís en su nariz se hizo viral y muchos de los comentarios comparaban a Mary McCarthy con el famoso capítulo de los Simpsons donde uno de los protagonistas, Homer, tiene un crayon en el cerebro. En ese capítulo, el patriarca de Evergreen Terrace descubre en el cerebro de Homer una cera de colorear que tenía desde que era un niño, y que por ese motivo, era menos inteligente.

En cualquier caso, McCarthy ha solucionado el dolor que sentía desde hacía casi 40 años, y todo ello gracias a una prueba de covid.