Perro (archivo)

Publicidad

Perros

Bill, el perro empático que imita la cojera de su dueño

El dueño de Bill se gastó 300 libras en veterinarios para descubrir qué le pasaba. Al final, el perro estaba imitando a su dueño que era quien en realidad estaba lesionado.

Bill encaja a la perfección con la descripción de perro fiel. Su dueño, Russell Jones, se rompió el tobillo y comenzó a llevar unas muletas para poder andar, ante esta situación el can también empezó a cojear.

Russell, se dio cuenta de que algo le pasaba porque Bill había empezado a cojear tan solo un día después de que él se lesionara. Preocupado, lo llevó a varios veterinarios para intentar averiguar qué le pasaba a su compañero en la pata, llegó a gastar 300 libras, pero en ninguna de las clínicas a las que acudió le supieron explicar qué le pasaba a Bill. Las diferentes pruebas y radiografías no mostraban ningún tipo de lesión.

Al día siguiente, tanto Bill como su esposa descubrieron que el animal solo cojeaba cuando estaba alrededor de su dueño por lo que todo el dinero invertido en veterinarios, 300 libras, no había servido para nada.

A través de su perfil de Facebook, Russell Jones, escribió un post en el que decía: "Me costó 300 libras en honorarios de veterinarios y radiografías, nada malo, solo simpatía. Lo amo".

La historia de Russell y su perro Bill no ha tardado en hacerse viral y en las redes sociales se han sucedido los comentarios de personas fascinadas por el comportamiento de Bill. Incluso su dueño ha aparecido en diversas televisiones británicas contando su historia.

Publicidad