La gota fría que azota el sureste peninsular, con lluvias de más de 300 litros por metro cuadrado, ha provocado ya las dos primeras víctimas en la localidad albaceteña de Caudete además del desbordamiento de un río en la Comunidad Valenciana, cientos de miles de alumnos sin clase en Murcia, Valencia y Alicante, cortes en la A-31 entre Albacete y Alicante y la interrupción del tráfico ferroviario en la zona.

En Orihuela, un vídeo muestra la anegación del agua sobre decenas de vehículos, que colisionaron unos con otros y han quedado prácticamente enterrados por la fuerza del agua.

Las lluvias torrenciales han obligado a Adif a interrumpir la circulación ferroviaria entre Albacete/Alicante, así como la línea Albacete-Murcia. Renfe ha tenido que establecer un plan de transporte alternativo por carretera para poder dar servicio a los viajeros en los tramos afectados

Los accesos están interrumpidos, así como la circulación en cerca de una treintena de carreteras. Las lluvias han ocasionado goteras y pequeñas inundaciones en varios centros sanitarios, como el hospital de Orihuela, donde vehículos de bombeo trabajan en el sótano para achicar agua.

Asimismo, la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha informado este jueves de que la Unidad Militar de Emergencias, UME, ha sido movilizada para que desplace efectivos hasta la localidad alicantina de Orihuela, para colaborar con el dispositivo organizado para afrontar las consecuencias del temporal de viento y lluvias que azotan la zona.