Publicidad

ATRINCHERADA

Una adolescente saudí huye de su familia y pide asilo

Una joven saudí de 18 años se ha atrincherado en su habitación del aeropuerto de Bangkok, en Tailandia. La chica, Rahaf Mohammed Al-Qunun, huyó de su familia con destino a Australia y fue retenida en el aeropuerto tailandés. Asegura que huye de los abusos de su familia y dice que su padre la matará si la deportan y la obligan a volver a su casa. Ha contado que la encerraron durante seis meses por cortarse el pelo. Varias ONGs piden ayuda para Rahaf, que teme que la deporten a su país y sufrir represalias. HRW exigió a las autoridades tailandesas que permitan que la joven se ponga en contacto con la ACNUR y que acate la decisión que tome la agencia de la ONU para los refugiados.

Publicidad