La ola de calor ya está aquí y trae temperaturas superiores a 40 grados en media España. Pero, ¿por qué estamos sufriendo estas altas temperaturas, atípicas en muchas zonas de España durante el mes de junio?

La causa de esta ola de calor está en un patrón meteorológico conocido como 'bloqueo Rex', un anticiclón en rombo en el que el chorro de aire se bifurca en dos partes: una por la parte de las altas presiones y otra por las de las bajas, de modo que provocan un flujo de aire constante que cambia el clima.

Este episodio comienza a afectar a gran parte de la península y las Baleares, ha activado la alerta (naranja o amarilla) en once comunidades por temperaturas altas, con especial incidencia en Aragón, Navarra y País Vasco donde los termómetros alcanzarán 39 grados o más .

Aragón tiene aviso naranja (riesgo importante) en la provincia de Zaragoza por valores que alcanzarán los 39 grados en las Cinco Villas y en la Ibérica zaragozana, mientras que en las provincias de Huesca y Teruel la alerta amarilla (riesgo) dejará máximas entre los 36 y 38 grados.

El País Vasco ha activado la alerta naranja en las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa donde los termómetros alcanzarán los 38 grados; en Álava hay aviso amarillo por temperaturas máximas de 38 grados.

La Comunidad Foral de Navarra, también en alerta naranja, registrará este miércoles valores entre los 37 y 39 grados en puntos de la Ribera del Ebro, en la vertiente cantábrica y en la zona centro. Cantabria, Castilla-La Mancha, Madrid, La Rioja y la Islas Baleares mantienen la alerta amarilla por registros máximos que oscilarán entre los 38 grados de la capital madrileña y los 34 grados de la Ibérica riojana.

Las provincias de Granada y Jaén (Andalucía), Burgos y Soria (Castilla y León) y Barcelona, Gerona y Lérida (Cataluña) continúan con alerta amarilla por altas temperaturas. La Aemet avisa de que con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante, fenómenos meteorológicos no habituales y cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no hay riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para actividades concretas.

Albañiles y camareros, entre las profesiones más afectadas por la ola de calor

Los expertos recomiendan evitar la exposición directa al sol los días que dure esta ola de calor, pero hay profesiones que no tienen alternativa. Los albañiles o controladores de aparcamientos intentan soportar como pueden las altas temperaturas.