SE PRESENTARÁN PRÓXIMAMENTE

Terminan las obras del Edículo y la Cúpula que protegen la Tumba de Jesucristo en Jerusalén

Ahora se puede ver el color y la textura, las inscripciones, los frescos, además se han sustituido losas dañadas, se han cubierto las grietas con pegamento, rellenado fisuras y reforzado soportes para un monumento. En lo alto de la cúpula reluce una cruz greco-ortodoxa, que no estaba antes de la restauración.

Publicidad

Publicidad