109.622630

Publicidad

Sevilla

Así es el 'perro robot' que ha sorprendido sirviendo en las mesas de un bar de Sevilla

Un perro robot de la empresa Macco Robotics, capaz de cargar una docena de botellines y repartirlos entre las mesas, sorprendió a los clientes de un bar de Sevilla, que capturaron el momento y lo publicaron en sus redes sociales.

Un perro robot sirviendo cerveza. Esa ha sido la novedad hostelera un bar de la calle Cuesta del Rosario de Sevilla. Se trata de una máquina desarrollada por la empresa regional Macco Robotics capaz de cargar hasta una docena de botellines y repartirlos, como si de un camarero se tratase, entre las mesas del establecimiento.

No es la primera vez que vemos cómo la tecnología de la compañía Boston Dynamics se vuelve protagonista en el mismo local sevillano. Durante la fase de desescalada provocada por el coronavirus, 'La Gitana Loca' instaló un brazo robotizado que tiraba cañas por sí solo.

Ahora, apuestan por un camarero de cable y metal, un robot cuadrúpedo programable que, pese a estar todavía en fase de prueba, ha sorprendido a decenas de turistas y clientes que lo han fotografiado, grabado y compartido en sus redes sociales, causando un gran revuelo entre los usuarios.

Sin embargo, el robot canino todavía no forma parte de la plantilla, y tan sólo estuvo una hora "trabajando" para el local. Así lo ha afirmado el dueño del bar, Alberto Martínez, que asegura que, tras recibir una llamada de la empresa que lo desarrolla, lo probaron durante ese periodo de tiempo para "poder hacer una grabación".

Asombrado, Martínez reconoció que no esperaba tal repercusión, ya que para su sorpresa, vio como su terraza se llenaba de clientes, pero también de curiosos que captaban con sus teléfonos móviles al robot repartiendo botellines entre las mesas del exterior.

El invento, que está valorado en 80.000 euros aproximadamente, no está al alcance de los dueños del bar, que admiten que la delicada situación hostelera les impide adquirirlo "ni a medio ni a corto plazo". Además, aseguran que no lo utilizarían como sustituto de un camarero real, pero que al menos ha servido de reclamo para turistas y clientes.

Sin embargo, pese a no adquirirlos como propiedad, Alberto tiene previsto continuar probándolos en sus establecimientos. De hecho, la próxima semana implementará durante unas horas un robot humanoide en su establecimiento localizado en el municipio sevillano de Mairena del Aljarafe.

Publicidad