El número de ciberataques relacionados con sitios web pornográficos aumentó casi el triple durante el pasado año 2018, pasando de los 307.868 ataques de 2017 a más de 850.000, según ha detectado la compañía de ciberseguridad Kaspersky.

Kaspersky Lab ha publicado su análisis de ciberataques relacionados con páginas para adultos durante el pasado año 2018, que ha revelado un creciente interés de los ciberdelincuentes por las cuentas 'premium' de los sitios web de pornografía con acceso a contenido exclusivo.

El número de usuarios atacados por 'malware' para robar los datos de inicio de sesión a sitios web populares para adultos aumentó más del doble en apenas un año, pasando de unos 50.000 usuarios en 2017 a 110.000 usuarios en 2018.

En total, se detectaron más de 850.000 ataques, según los datos del estudio de Kaspersky, lo que representa un crecimiento de casi el triple con respecto a los 307.868 ataques de 2017, concretamente del 276 por ciento. Para robar las credenciales de una cuenta 'premium' en un sitio web pornográfico, los ciberdelincuentes distribuyen 'malware' a través de 'botnets', es decir, cadenas de 'bots' o dispositivos infectados con 'malware' capaz de descargar malware adicional dependiendo de los objetivos del dueño del atacante.

En el caso del robo de credenciales, estas redes de 'bots' suelen estar formadas por versiones de troyanos bancarios reutilizadas. Interceptan el tráfico de datos de sus víctimas y las redirigen a páginas web falsas que simulan el sitio auténtico que el usuario intenta visitar, capturando de este modo las credenciales cuando el usuario intenta iniciar sesión. Este procedimiento es cada vez más popular entre los ciberdelincuentes, como ha alertado Kaspersky, y a veces se impide a las víctimas usar esas cuentas de pago.

La investigación muestra que, en 2018, la cantidad de ofertas únicas de credenciales de acceso premium para sitios web pornográficos se duplicó en la 'dark web', para superar las 10.000, en comparación con las 5.000 que había en 2017. Sin embargo, el precio se mantuvo igual, alrededor de 5-10 dólares por cada cuenta.

Además, el informe de Kaspersky Lab deja constancia de un aumento de los ataques lanzados usando páginas de 'phishing' haciéndose pasar por webs pornográficas con contenido gratuito, que creció más de 10 veces en el cuatro trimestre de 2018, en comparación con el mismo periodo de 2017.

Otros datos de la investigación muestran que la búsqueda de pornografía se ha vuelto más segura: en 2018, 650.000 usuarios tuvieron que defenderse de ataques lanzados desde recursos online, un 36 por ciento menos que en 2017.

Asimismo, existen 642 familias y 57 tipos de 'malware' en PC relacionado con el porno, y en el 89 por ciento de los archivos infectados, se trata de casos de 'adware', es decir, de 'malware' que distribuye anuncios.

Te puede interesar

Las empresas necesitan hackers 'buenos' para combatir los ciberataques