Ataque ransomware en 'The Good Wife'

Publicidad

coronavirus

Ransomware Snake: el virus que secuestra hospitales durante la pandemia de coronavirus

Decenas de hospitales se enfrentan a otro virus letal. El ransomware bloquea el funcionamiento de los centros sanitarios, poniendo en peligro la vida de los pacientes.

Imaginen un correo normal en el buzón de entrada. Llama la atención por un simple mensaje, por el enunciado. Adjunto en el email un archivo ejecutable. Las prisas y las situaciones de estrés en el hospital, y en cualquier otro lado, pueden hacer que el usuario "pinche sin más", sin fijarse en los detalles, desatando el desastre. Acaba de liberar un "ataque de ransomware". Acaba de liberar un "ataque de ransomware".

El ataque a los hospitales

El grupo de hospitales Fresenius, uno de los mayores grupos privados de salud de Alemania y Europa, y también propietario de Quirónsalud en España, ha sido objetivo de un ataque de ransomware. Matt Kuhn, portavoz de Fresenius, ha confirmado el ataque "la seguridad informática de Fresenius detectó un virus informático en los ordenadores de la empresa". Varios hospitales se han visto afectados aunque no se ha concretado cuales.

A pesar del ataque informático la actividad del grupo ha continuado. "Se han tomado medidas para evitar una mayor propagación" ha afirmado Matt Kuhn, portavoz de Fresenius. "Aunque algunas funciones dentro de la empresa son actualmente limitadas, la atención al paciente continúa".

La filial de Fresenius en EE.UU. también ha tenido que proteger sus equipos informáticos tras el ataque. El grupo privado, importante proveedor de servicios de diálisis, cuya demanda se ha elevado por el coronavirus, ha limitado sus acciones, pero el desarrollo de su actividad continúa.

El ransomware snake

Los cibercriminales utilizan Ransomware Snake, un tipo de ataque dirigido a redes empresariales y que ha encontrado en los hospitales su nuevo objetivo durante la pandemia del coronavirus. Los ciberdelincuentes toman como rehenes digitalmente a hospitales y servicios médicos, impidiéndoles el acceso a archivos y sistemas vitales hasta que paguen un rescate. Una campaña mundial de ataques informáticos que han infectado a numerosas empresas y al menos, a una organización de atención sanitaria.

Nunca hay que pagar el rescate

Una de las principales recomendaciones de los expertos en ciberseguridad es no pagar nunca el rescate. si se identifica el ataque de ransomware hay que actuar rápidamente, desconectar de la red el equipo infectado e informar a los especialistas informáticos para evitar un contagio masivo en la organización. Durante esta crisis las estafas que usan el coronavirus como "cebo" se han multiplicado.

Publicidad